Intel lanzará chips con gráficos AMD Radeon para rivalizar con Nvidia

Alejo I
Actualización: Como señala Silfredo, el origen de esta maniobra se encuentra en la caducidad de ciertas licencias de Nvidia. En 2011 Intel aceptó a regañadientes pagar 1.500 millones de dólares a Nvidia para poder utilizar sus tecnologías gráficas durante un periodo de cinco años. Con el plazo ya finalizado, Intel ha preferido integrar las soluciones gráficas de AMD antes que renovar con Nvidia un acuerdo que firmó contra su voluntad.


Noticia original: El más insólito de los rumores acaba de hacerse oficial: Intel y AMD se asociarán para lanzar chips Core de bajo consumo con gráficos Radeon.

El rumor, que técnicamente llevaba rondando por los mentideros de Internet desde hace meses, ha sido finalmente confirmado por ambas compañías mediante nota de prensa. Dada la difícil relación entre ambas compañías (por no entrar en ciertos comentarios poco amistosos), esta noticia posiblemente dejará perplejo a más de uno.

Los nuevos chips Intel Core AMD Inside llegarán a lo largo del primer trimestre de 2018 y serán una evolución de los actuales procesadores de octava generación H-series, lo que implica un TDP de 45 W. Intel no menciona a AMD como responsable de sus nuevas GPU integradas hasta el quinto párrafo de su nota de prensa, por lo que es difícil imaginar que sus procesadores exhibirán el logotipo de Radeon a pesar de utilizar la tecnología de AMD. Pero los hechos son los hechos, independientemente del branding.

Según señala la publicación PC World, por extraño que parezca esta es una iniciativa capitaneada por Intel. El fabricante de Santa Clara se acercó a AMD con la intención de desarrollar una nueva hornada de procesadores de bajo consumo y altas prestaciones para equipos portátiles, a lo que su pequeño pero envalentonado rival respondió de forma positiva brindando un diseño de GPU semipersonalizado igual que hace para Microsoft y Sony con sus respectivas consolas.


Según señala AMD en su comunicado oficial:

Juntos ofrecemos a los jugadores y creadores de contenidos la oportunidad de tener un PC más fino y liviano capaz de ofrecer experiencias gráficas propias de un equipo con hardware dedicado en juegos AA y aplicaciones de creación de contenidos. Esta nueva GPU semipersonalizada proporciona las prestaciones y capacidades de los gráficos Radeon a un mayor número de aficionados que buscan la mejor experiencia visual posible.

Los nuevos Intel Core Radeon Inside se articularán en torno a lo que ahora conocemos como Embedded Multi-die Interconnect Bridge o EMIB. Esta plataforma de hardware es descrita como una especie de sistema empaquetado que aglutina en un mismo módulo tres dies utilizando un diseño que comunica todos sus componentes no con cables o pistas al uso, sino utilizando un "puente" de silicio. El resultado es un diseño heterogéneo en el que se combinan de forma unitaria una CPU Intel Core, una GPU Radeon y la memoria gráfica HBM2 (una primicia en el espacio portátil).

ImagenPlaca tradicional para ordenadores portátiles frente al nuevo sistema Intel Core de octava generación EMIB.

Según señala Intel, los nuevos sistemas EMIB servirán para traer al mercado equipos más rápidos y potentes, pero también más eficientes. Según la literatura oficial estas placas tendrán drivers e interfaces propios que armonizarán el reparto del consumo energético, permitiendo ajustar con mayor precisión las cargas del procesador central y la GPU dependiendo del uso que se esté dando al ordenador.

Las prestaciones técnicas de los portátiles basados en las nuevas placas EMIB son por ahora desconocidas. Intel no ha querido hablar acerca del número de núcleos, su velocidad o la tecnología Radeon incorporada (aunque viendo el uso de memoria HBM2 podría pensarse en gráficos Vega integrados), emplazándonos a esperar más información a corto plazo.

Imagen

Un portavoz de AMD citado por PC World ha mencionado el lanzamiento de equipos con precios comprendidos entre los 1.200 y los 1.400 dólares. Intel, por su parte, ha indicado que la tecnología EMIB permitirá reducir el grosor de los portátiles gaming desde los 26 milímetros de ahora hasta los 16 e incluso los 11 milímetros. La nota de prensa de Intel también habla de equipos 2 en 1 y de tamaño compacto de mayores prestaciones.

En cuanto a AMD, que hace nada anunció los primeros procesadores Ryzen para portátiles, la firma de Sunnyvale parece contenta con el hecho de aumentar sus ventas, vengan de donde vengan. Sus accionistas parecen ver las cosas de igual manera a juzgar por su repunte en la bolsa.
Sobre el autor » Alejo I

Cerca de dos décadas escribiendo sobre nuevas tecnologías y cultura popular. Si tiene luces o botones, posiblemente he hablado de ello. EOLiano Gran Reserva.

Más publicaciones de Alejo I »

Avatar de Alejo I