Sony confirma que Final Fantasy VII Remake y Rebirth son una exclusiva de PlayStation en consola

Benzo
Por si quedaba alguna duda entre los jugadores de PlayStation o esperanza en los de Xbox, Sony Interactive Entertainment ha confirmado que las dos primeras entregas de la trilogía Final Fantasy VII Remake son una exclusiva de PlayStation en consola. A los jugadores de PC esta guerra no les importa demasiado. Final Fantasy VII Remake Intergrade ya está disponible en Steam y Epic Games Store y tarde o temprano Final Fantasy Rebirth debería seguir el mismo camino. La tercera parte de la trilogía aún no ha sido formalmente presentada y parece difícil que no vaya a recibir el mismo trato que las dos primeras en cuanto a exclusividad se refiere.

Christian Svensson, vicepresidente de Sony Interactive Entertainment y responsable global del catálogo second y third party de PlayStation, ha comentado en The Washington Post que asegurar la exclusividad de Final Fantasy VII Remake y Rebirth es parte del reconocimiento de la importancia que el original Final Fantasy VII tuvo para la primera PlayStation. Svensson recuerda que en esa época Sony tenía pocas franquicias propias, y para encontrar un lugar en una industria del videojuego muy competitiva buscó ganarse a los desarrolladores third-party clave como Square. Ahora a esta empresa la conocemos como Square Enix.

Este planteamiento basado en las asociaciones con terceras compañías está “arraigado en nuestro ADN hasta el día de hoy”, comenta Svensson, “y conecta directamente con la forma en la que hemos trabajado [con Square Enix] en Final Fantasy VII Rebirth”. “Final Fantasy siempre ha sido una de las principales franquicias en las consolas PlayStation”, añade el ejecutivo. “Square Enix es una de las mejores del sector a la hora de ir más allá de las elevadas expectativas de los fans y demostrar lo que se puede hacer con el hardware PlayStation”.

En el mismo artículo del Washington Post, Yoshinori Kitase, productor de la trilogía Final Fantasy VII Remake, afirma que desarrollar un juego centrándose únicamente en una plataforma ha hecho que sea más sencillo concentrarse en construir un mundo con una geografía diversa, localizaciones interiores y exteriores llenas de actividades, personajes y mucho más, sin la interrupción de tiempos de carga. En cambio, desarrollar para diferentes plataformas genera más trabajo debido a que se deben dedicar recursos a la portabilidad. Kitase asegura que el mapa del juego no sería el mismo en un juego multiplataforma.

Por otro lado, Naoki Hamaguchi, director de Final Fantasy VII Rebirth, ha revelado que el equipo ya está trabajando en el documento de diseño del tercer y último título de la trilogía. Una gran parte del trabajo consistirá en usar el mundo creado en Rebirth, que deberá ser adaptado para ajustarlo a la aeronave Highwind.