Valve anuncia cambios en Artifact tras las acusaciones de usar un modelo de “pagar por todo”

Benzo
Este lunes Valve pondrá en marcha la beta de Artifact, un juego de cartas digital basado en el universo de Dota 2. Sin embargo, un grupo de usuarios ya han podido probar el título en una beta privada y expresar su opinión una vez ha concluido el acuerdo de confidencialidad. Algunos de estos jugadores han coincidido en criticar la avaricia del modelo de monetización, que ha sido bautizado como “pagar por todo”. Una reacción lo suficientemente airada como para que Valve ya haya anunciado cambios.

Artifact se pondrá a la venta el 28 de noviembre por 17,95 euros, precio que incluye acceso al juego y un conjunto de cartas inicial. La única forma de conseguir más cartas es con dinero real, ya sea adquiriendo paquetes de 2 dólares o comprando y vendiendo naipes de forma individual entre los usuarios, unas transacciones de las que Valve se queda con una comisión. También se pueden ganar cartas jugando en eventos, pero hay que comprar entradas con dinero real para acceder a ellos.

La comunidad también ha mostrado su malestar por el contenido de los paquetes de cartas. Estos incluyen 12 naipes con la garantía de que uno de ellos es un héroe, pero el resto pueden ser cartas iniciales cuyo valor en el mercado posiblemente sea muy bajo ya que la mayoría de los jugadores las obtendrán como parte del juego base. Además, se echa en falta un sistema de intercambio.

Ante esta situación y después de haber recibido una “abrumadora” cantidad de feedback, Valve ha anunciado cambios. La próxima versión de la beta de Artifact añadirá dos nuevos modos a los que se podrá acceder sin comprar un tique: el evento Call to Arms Phantom Draft para poder hacer drafts con amigos y Casual Phantom Draft para practicar. Además, antes de que Artifact abandone su fase beta recibirá un sistema que permitirá reciclar las cartas repetidas y convertirlas en entradas para los eventos. Estas novedades no abordan todas las reclamaciones de los usuarios, pero Valve espera que sean suficientes.
Fuente: PC Gamer