Philips saca el látigo

Alejo I
Hace unos días ya comentamos que a Philips, creadora del disco compacto no le hacía ni pizca de gracia el mal uso que se estaba dando de su estándar en los CDs de Audio protegidos. Ahora parece que podría ir más allá de una simple pataleta, pudiendo empezar a retirar licencias (evitando que los discos protegidos se vendieran como CDs) o incluso tomando medidas legales contra aquellas compañías que violan los límites de las especificaciones marcadas en el Libro Rojo, pero que aún así venden sus discos como discos compactos.

Pero no acaba ahí el asunto, Philips, como fabricante de hardware, podría desarrollar ampliaciones para sus grabadoras de alta fidelidad, con capacidad de detectar un disco de música protegido y copiarlo, dejando un auténtico CDDA reproducible en todos los sistemas.

Según Gary Wirtz, manager general de la Oficina de Derechos de Copia de Philips, cualquier tipo de acción legal llevaría años, y no esperan que estos discos protegidos duren tanto. En palabras textuales "en este momento estamos intentando razonar con la gente antes que demandarla". El mismo Wirtz, afirma que las quejas de los consumidores deberían poner fin a esta práctica, ya que estas protecciones realmente no impiden la copia a los piratas y dañan a los compradores, que no pueden reproducir los discos en la mayoría de sus reproductores.