Microsoft retrocede y no subirá el precio de Xbox Live Gold, que dejará de ser un requisito para los juegos free-to-play

Benzo
Microsoft ha dado marcha atrás y finalmente no subirá el precio de Xbox Live Gold como había anunciado el pasado viernes. La compañía retrocede después de escuchar la airada reacción de la comunidad, que no entendió ni compartió la decisión de aumentar la cuota del servicio. Además, Microsoft ha revelado que próximamente Xbox Live Gold dejará de ser un requisito para jugar a los títulos free-to-play.

“Cometimos un error e hicisteis bien en hacérnoslo saber”, dice el equipo de Xbox Live Gold. “Conectarse y jugar con amigos es una parte vital del juego y no cumplimos con las expectativas de los jugadores que cuentan con eso todos los días. En consecuencia, hemos decidido no cambiar el precio de Xbox Live Gold. Para que Xbox Live se corresponda más con la idea de que el jugador es el centro de la experiencia, vamos a eliminar el requisito de ser miembro de Xbox Live Gold para los juegos free-to-play de Xbox [...]”.

Microsoft no ha detallado cuándo Xbox Live Gold dejará de ser necesario para acceder a los juegos free-to-play de Xbox como Fortnite, Call of Duty Warzone, Apex Legends, Rocket League o Warframe. La compañía se ha limitado a decir que “estamos trabajando para implantar este cambio lo antes posible en los próximos meses”. A día de hoy ni los jugadores de PlayStation ni los de Nintendo Switch deben ser miembros del servicio online prémium de las respectivas consolas para jugar a títulos free-to-play.

Con esta rectificación el precio de Xbox Live Gold se mantiene y queda de la siguiente forma: 6,99 euros por la suscripción mensual; 19,99 euros por la suscripción trimestral y 39,99 euros por la suscripción semestral. La suscripción de 12 meses desapareció el pasado verano, pero cuando estaba oficialmente disponible tenía un precio de 59,99 euros. Ahora se puede encontrar mediante otros canales a un coste más bajo. Jugar online en PlayStation sale ligeramente más caro que en Xbox.