Ya en Kickstarter Narita Boy, plataformas y combate retro con todo el sabor de los 80

David Rodriguez
Narita Boy es el primer trabajo de Studio Koba, un proyecto puesto en marcha por el barcelonés Eduardo Fornieles después de trabajar en Japón en el apartado artístico de Vane y tomar la decisión de perseguir su sueño completando un juego propio. Junto a su hermano Salvador "Salvinsky" (responsable de la banda sonora tecnoochentera que escucharéis en el tráiler) y otros tres compañeros, en Koba trabajan en el desarrollo de un juego en el que mecánicas tradicionales e innovadoras y una estética distintiva se unirán a una trama compleja.

El juego, que plantea un desarrollo de plataformas, exploración y combate con desplazamiento lateral, encuentra en la cultura de los años 80 sus principales fuentes de inspiración. Aunque los desarrolladores destacan en particular obras como The Last Starfighter, He-Man o Another World, no es difícil encontrar en su historia y aspectos estéticos similitudes a las de otro icono de la década: Tron. Tras invertir los últimos meses en la creación del tráiler que podéis ver a continuación, el estudio ha puesto en marcha una campaña de microfinanciación en Kickstarter con la que poder dar luz verde al proyecto.


Si el intenso vídeo con el que el estudio intenta alcanzar una meta de 120.000 euros en la plataforma no os ha dejado una idea clara de la historia del juego, podemos aclarar que durante su desarrollo manejaremos al titular Narita Boy, el único héroe capaz de manejar la "tecnoespada". Esta legendaria arma que en sus manos puede tomar muy diversas formas será la clave para salvar simultáneamente varias dimensiones del "mundo digital". Las revelaciones sobre esta realidad alternativa y la amenaza que se aproxima correrán a cargo del PNJ Lionel Pearl, creador de la consola Narita One y de su peculiar software.

Con una estética inspirada por la de clásicos 2D como la serie Castlevania pero también por las animaciones con rotoscoping de Another World o el uso de pixel art de alta resolución en títulos contemporáneos como Superbrothers Sword & Sorcery, Narita Boy completa su personalidad con una variedad de efectos visuales y una banda sonora inspirada por la era dorada de los sintetizadores analógicos. El peculiar desarrollo del juego nos llevará a escenarios diferenciados dependiendo de su nivel de exposición a la energía digital Tricroma e incluso a dimensiones paralelas entre las que se vislumbra una representación más familiar de nuestros años 80.

En cuanto a las mecánicas de juego, a las habituales del género se añaden las habilidades de salto dimensional del protagonista y una serie de mecánicas de desplazamiento que incluyen el control de monturas, el surf de disquette o el teletransporte. La tecnoespada también nos permitirá llevar a cabo junto a una variedad de ataques cuerpo a cuerpo otros basados en su transformación en armas de fuego.

Si los planes del estudio se cumplen, Narita Boy estará disponible a partir de diciembre de 2018 para los ordenadores con sistemas operativos GNU/Linux, Windows y macOS, aunque el estudio ha incluido otras plataformas entre las metas adicionales, con la versión para PS4 ligada al alcance de 180.000 euros de financiación, la de Switch en 200.000 euros y la de Xbox One en 240.000.
Sobre el autor » David Rodriguez

Informático de vocación, micro-empresaurio, y sobre todo apasionado de la música, los videojuegos y la tecnología. Empecé con una Master System y el logo de SEGA aún emociona, pero mantengo fresca la nostalgia de todas las grandes.

Más publicaciones de David Rodriguez »

Avatar de David Rodriguez
Síguelo en