Usamos cookies y procesamos datos de tu navegación principalmente con fines técnicos, estadísticos y publicitarios; la utilización de nuestros servicios implica tu consentimiento. Más información en nuestra política de privacidad.

Historia del mundo Panzer Dragoon

Historia del mundo de Panzer Dragoon - Desde la Era Antigua hasta Orta.


Introducción

El universo fantástico de historias, personajes y hechos que describen Panzer Dragoon y sus secuelas es tremendamente amplio y lleno de tramas. En este artículo se intentará dar una cronología de la historia de este mundo, que se extiende a lo largo de milenios y a través de varios conflictos bélicos.


Esta sección contiene spoilers.


Contenido

La civilización de Los Antiguos

Hubo una vez, en otro planeta (posiblemente Marte), una civilización de seres extremadamente inteligentes y avanzados que lograron dominar todos los campos de la técnica, medicina, mecánica, bioingeniería y, en definitiva, la creación misma. Llegaron a creerse dioses. Traspasaron la barrera de las meras creaciones inertes y se especializaron en la creación de criaturas vivientes bio-tecnológicas. Estas criaturas se diseñaban genéticamente para realizar tareas específicas, a modo de autómatas, pero con sus ciclos vitales y reproductivos propios de los animales corrientes. Algunas de estas criaturas tenían formas imposibles, podían levitar o lanzar estallidos de energía. Otras podían permanecer dormidas durante siglos, esperando el momento de despertar y realizar su misión.


Drones
Un Drone desenterrado tras miles de años de sueño.
Uno de los mayores logros de esta civilización fueron los Drones. Un Drone es una criatura artificial diseñada genéticamente, como las demás, pero dotada de inteligencia superior y con misiones más importantes.
Este tipo de bio-tecnología hace que los Drones parezcan, en apariencia, seres humanos, exceptuendo su precaria capacidad para los sentimientos y, en algunos casos, diferenciándose en el color de la piel u otras características poco habituales.


Las Torres
Sin embargo, Los Antiguos eran dueños de un planeta moribundo, señores de un enorme desierto condenado a desaparecer y a llevarse a sus habitantes con él. Sabían que si no hacían algo pronto, toda su historia se perdería para siempre.
Torre.
Además, un tremendo conflicto estaba a punto de estallar, y todas las naciones se revolvieron en ansiedad y consternación. La paz estaba en peligro y los líderes conocían las consecuencias que tendría para el mundo una guerra a escala global, tal y como había avanzado el armamento destructivo en los últimos siglos. El Gobierno encomendó una tarea a los mejores científicos del mundo para salvaguardar la vida después de una posible guerra y regenerar el Mundo.
Los sabios diseñaron un sistema de mantenimiento ecológico que aseguraría unas condiciones aceptables de vida sobre la tierra, aunque ellos ya no estuvieran allí para verlo. Dicho sistema sería autosuficiente y contaría con energía para funcionar durante miles de años, además de mecanismos de defensa y auto-regeneración. Fortalezas inexpugnables. Las Torres.


Los herejes
Un grupo de hombres no estaba de acuerdo con los planes del Gobierno y pensaban que el destino de los humanos debería depender tan sólo de ellos mismos y de su libre albedrío, y trazaron un plan para darles una oportunidad a los humanos que sobreviviesen a la catástrofe. Se organizaron, contruyeron laboratorios secretos y comenzaron sus investigaciones para lograr un "Anti-torres" o "Anti-Sestren", un ser capaz de enfrentarse, y triunfar, sobre los megalíticos mecanismos que en aquel momento estaban siendo construidos. Consiguieron crear el programa informático, pero todavía faltaba el cuerpo en el que imbuirlo. Se hicieron muchas pruebas con formas de vida artificiales, hasta que comprendieron la forma que debería adoptar su "Criatura hereje". En grandes hangares se empezó la producción de los prototipos de esta criatura, el arma definitiva, pero cuando estaban a punto de lograrlo, el Gobierno se enteró de sus planes y mandó exterminar a los integrantes rebeldes y eliminar todos sus descubrimientos. Sólo un reducido grupo de científicos logró escapar a la redada, llevando consigo los fragmentos genéticos del arma definitiva contra las torres. Para asegurar su descubrimiento, escondieron estos fragmentos en diferentes partes del mundo, esperando que algún día fuesen encontradas y usadas por alguien libre, un valiente jinete a quien se encomendase el destino de la humanidad.

Sestren y el control

Los Antiguos crearon Sestren para controlar las Torres. Era una gigantesca base de datos que se encuentra oculta en otro plano dimensional de la realidad, sólo accesible mediante determinados requisitos. Sestren registra, guarda y categoriza toda la información del mundo y parece tener una capacidad ilimitada de almacenamiento. Lo graba todo; desde acontecimientos de poca importancia en hogares humanos, pasando por el clima de cada momento hasta las mayores catástrofes. Y para gestionar toda esta información, se creó una inteligencia artificial, una entidad omnipotente dentro de este espacio de datos, un ser llamado, también, Sestren.
Pero esa no fue la única tarea asignada a la casi divina inteligencia de Sestren. Su cometido principal era mucho más importante, y estaba relacionado con el fundamento de la misma vida. Debía controlar el mundo, en todos sus aspectos, para que todo funcionase bien en todo momento. Y para hacer esto, contaba con una herramienta; Las Torres.


Volver arriba


El desastre
Una terrible guerra estalló, y casi todos los hombres de la antaño gloriosa civilización desaparecieron, dejando tras de sí un mundo áspero y desértico, destruído, habitado por algunos pocos supervivientes que viven con un miedo atroz a las criaturas bio-tecnológicas que ellos mismos crearon, que los cazan y se alimentan de ellos cuando antes les servían. Se cree que los Dragones tomaron una parte importante en la destrucción de la antigua civilización, lo cual no es de extrañar teniendo en cuenta su portentoso poder destructivo.
Algunos de Los Antiguos decidieron entrar en un estado de sueño prolongado, escondidos en cámaras secretas y vigilados por sus Drones, tal y como se muestra en Panzer dragoon Orta (Xbox). Se desconoce el motivo de esta permanencia.
Las titánicas explosiones y completos barridos han masacrado el mundo, pero el planeta puede volver a curarse y florecer. Los lagos volverán a albergar peces y la hierba brotará de nuevo, pero ya nada es como antes; Pequeñas tribus primitivas de humanos vagabundean por la inmensidad de este nuevo mundo, y los monstruos, cuyo origen ya se ha olvidado, han reemplazado por completo a la fauna original y han ido mutando en criaturas diferentes y hostiles.


La vida, ahora

Han pasado diez mil años desde que la Era Antigua alcanzara su final.
El mundo ha sido un páramo sombrío y desolado durante tanto tiempo que las gentes que ahora lo habitan no pueden recordar nada diferente. A pesar de los planes de Los Antiguos, las Torres no han sido capaces de regenerar el medio ambiente del planeta por completo; No funcionan a pleno rendimiento, incapaces de curar las heridas infligidas al mundo por las guerras de un pasado ya olvidado.
Los pocos humanos que quedan luchan por sobrevivir en un mundo lleno de peligros, pero algunos grupos de ellos no están conformes con las duras condiciones de vida que han heredado, y deciden aliarse para obtener fuerza y defenderse mejor de los monstruos e investigar el pasado; así nacen los Seekers.


Fundación del Imperio
Pero entre los Seekers hay un grupo de hombres ambiciosos que no se conforman con estudiar las ruinas, si no que quieren obtener poder de ellas y así recuperar el control del mundo. La escisión no tardó en llegar, y aquellos que buscaban el poder fueron expulsados de la comunidad Seeker, agrupándose y creciendo por su cuenta. Aquellos expulsados fueron el principio de una nueva estirpe social.
Se auto proclamaron El Imperio y nombraron un Emperador, y aunque en un principio su objetivo fue defender a la gente de los monstruos, poco a poco se irían convirtiendo en una gran fuerza militar megalómana y cruel.


El yugo de la Voluntad de Los Antiguos
Las Torres controlan el clima, la temperatura y otros factores de la Naturaleza, así como el número de animales y plantas y los niveles de oxígeno del planeta. Y a los seres humanos.
Si la población humana creciese demasiado, sería un desastre ecológico que destruiría el equilibrio tan delicadamente dispuesto por Los Antiguos, así que Las Torres se valen de su control sobre los monstruos para mantener el número de humanos en una cantidad límite. Es por eso que a veces grupos de humanos, familias enteras, son atacados y asesinados por monstruos sin razón aparente. Nadie ha conseguido jamás infiltrarse en el interior de una de esas torres, cayendo bajo sus formidables sistemas de defensa.


El Programa Hereje
Pero no todo Sestren eran lógica y algoritmos... Surgió lo que se llamó "Programa Hereje", un programa dentro de Sestren que se rebelaba contra sus mandatos y se proponía ayudar a los seres viventes del mundo real, inutilizando las Torres.
Sestren buscó exhaustivamente a este software mutante para borrarlo de la existencia, pero el Programa Hereje era hábil y escurridizo. A pesar de escabullirse constantemente, a este pequeño programa se le acabaron los escondites y Sestren terminó encontrándolo, pero justo cuando lo iba a exterminar el Programa hereje halló una salida impensable; el mundo real.
Así pues, el programa Hereje escapó en forma de energía a nuestro mundo, donde descendió del cielo como un haz de luz. Y acudió allá donde valoró más idóneo para descargarse como información, a un poblado lleno de Coolias...


Volver arriba

Panzer Dragoon Zwëi

Lundi.
Coolia.
Jean-Luc Lundi es un amable y valeroso joven que vive en Elpis, un poblado de crianza y venta de Coolias, un animal de carga y montura doméstico. Esta actividad comercial mantiene al poblado y es muy importante, por lo que si nace un Coolia con malformaciones se sacrifica inmediatamente, "Están naciendo muchos mutantes, estos días", comentan los jefes.


Cachorro de coolia mutante.
Un buen día nace otro pequeño Coolia en la aldea, y es un mutante; tiene las patas delanteras drásticamente deformadas, casi como si fuesen unas primitivas alitas. Temeroso de que sea también sacrificado, Lundi lo oculta en el ático de su casa y lo cuida y alimenta en secreto, cogiéndole cariño y llamándolo Lagi. Poco sospecha que este animal es la encarnación de la voluntad de unos Antiguos que pretendieron librar al hombre de la esclavitud de los poderosos.


Lagi
Los dos amigos corren libres.
Siendo la relación entre ellos cada vez más fuerte, Lundi y Lagi suelen salir a las afueras del poblado para galopar, a espaldas de los demás habitantes de la comunidad. Al Coolia le gusta mucho correr, tanto y tan rápido, ¡que a Lundi a veces le parece que van a salir volando! Incluso las patas delanteras de Lagi, antaño deformes, ahora han crecido y se asemejan más que nunca a unas alas... ¿Sería posible que...?


El Shellcoof
Pero mientras piensa en esto, un enorme artefacto aparece volando en el cielo. Es alargado y tiene varias series de timones a los lados. Lundi está perplejo, más cuando la nave se acerca a su poblado.
Esta nave se llama Shellcoof, y es un instrumento de destrucción masiva controlado por Sestren, inicialmente programado para buscar y aniquilar definitivamente al Programa Hereje, única entidad capaz de destruirle.
Tras acercarse al poblado de Lundi lo suficiente, dispara un rayo de energía tan potente y grueso que destruye por completo la población, dejando sólo un humeante cráter carbonizado en su lugar. La impresión que esto causa en Lundi es traumática, pero la reacción de su montura es aún más inesperada; Contrae el cuello, que brilla de color verde, y después expulsa de su boca una serie de rayos luminosos que dirige hacia el Shellcoof. Los rayos de desintegran en el aire antes de alcanzar su objetivo, pero esto le basta a Lundi para darse cuenta de que su amigo es mucho más que un animal cualquiera... Es un dragón.
Tras el esfuerzo inicial, Se dirigen a la destruida aldea para perseguir a esa gran nave, ya que parece alejarse en dirección opuesta. Al llegar contemplan la desolación y las llamas y un ejército de monstruos rondando a placer por entre las casas destruidas. Por suerte, Lundi encuentra un arma en el suelo, y se pone a disparar a todo lo que les amenaza.
Panzer Dragoon Zwëi Final Guardián.jpg
Al llegar al final de la aldea son interceptados por un nuevo tipo de criatura, el Dragón Guardián, que les ataca cuando Lagi intenta levantar el vuelo. Sin duda que ese dragón y el Shellcoof están relacionados.


En medio de una guerra
Batalla en Meccania.
Persiguiendo la extrana nao, arrivan hasta Meccania, donde se está librando una feroz batalla. Lundi se mete como puede entre el tiroteo, ya que su único camino posible es a través de la refriega, y deben destruir varias torretas defensivas en su marcha. Se dan cuenta de que la batalla es consecuencia del intento de invasión del Imperio en estas tierras.


En el bosque
Lagi ya es capaz de levantar el vuelo, cosa que demuestra cuando se internan en un misterioso y frondoso bosque.


Dragón Guardián
En las inmediaciones de la enorme nave.
Por fin han alcanzado al Shelcoof, la Torre asesina. Es una fortaleza casi invencible, con cientos de cañones y monstruos defendiéndola. Al penetrar por una fisura en sus laberínticos corredores un ejército de Monstruos Puros les atosiga y arremete salvajemente contra ellos, pero logran sobrepasarlos y llegar al casco exterior de la nave, donde destruyen sus remos laterales. Pero eso no es lo más imponente.


El poderoso Dragón Guardián, tras su aumento físico.


Protegiendo el Shellcoof está el monstruoso Dragón Guardián, que ahora ha incrementado su tamaño gracias a las arcanas tecnologías de La Torre del Cielo. Unos largos apéndices brotan de su espalda, con los que puede emitir rayos energéticos que Lundi y Lagi tratan de evitar.


Finalmente, el Dragón Antiguo es derrotado y Lundi tiene el paso despejado para asestar su golpe final a la portentosa nave Shellcoof.


Último ataque al Shellcoof
Miles de monstruos salen del Shellcoof.
Tras virulentas batallas en el aire y en el interior del ingenio volante, Lundi llega por fin hasta el núcleo de la nave y lo inutiliza con los láseres del Dragón.


Panzer Dragoo Zwei - Shellcoof cayendo 2.jpg
Es en ese momento cuando el gigantesco aparato comienza a perder su equilibrio, y los monstruos que la rodean se disipan en bandadas demenciales. La nave empieza a emitir unos grandes rayos de luz desde su interior como preludio a su inminente explosión final.


Y entonces Lagi se separa de Lundi, envolviéndolo en una burbuja de energía que lo deja levitando tras de sí, y el coolia se eleva hasta llegar al Shellcoof, que no tarda en estallar con fuerza demoledora, llenando el cielo con su estruendo y su luz.
Lundi no llega a ver más, pues queda inconsciente.


Final
Panzer Dragoon Zwëi - Lundi despierta final.jpg
Lundi despierta, en el suelo, aturdido y desorientado. Busca a su dragón, pero ha desaparecido. Se angustia al pensar que su amigo ha podido morir en la explosión, o marcharse de allí para no volverle a ver.


La Torre del Cielo ha caído.
A pesar de ello, cerca de allí yace buena parte de la estructura del Shellcoof, que se ha estrellado en tierra, y hacia allí se dirige caminando. Al entrar descubre la inmensidad de las estancias y el diseño de paredes y suelo, muy peculiar, definitivamente de otra época, de otra cultura.
Gran cámara donde reposa el espíritu de Lagi.
Finalmente llega hasta un salón desmesuradamente amplio que tiene una serie de trazados, como dibujos antiguos, que lo recorren de abajo a arriba como el tallo de una planta.


El Dragon Crest.
Y arriba del todo, un extraño grabado en relieve con la forma de Lagi. Lundi lo mira con asombro, y cuando la zona de la garganta brilla ténuemente en luz verde, Lundi sabe que su amigo no ha muerto, que está tan sólo reposando, de alguna manera, en el interior de esa roca, para algún día volver a la vida.


Volver arriba


18 años después - Panzer Dragoon

La Torre
En la Capital del Imperio los dispositivos de seguimiento de los humanos han detectado una fuente de energía cerca de allí. La irradiación es leve, pero deciden enviar un grupo de imperiales a investigar el origen de la energía. Dicho origen resulta ser una enorme torre que se levanta en medio del mar, cuyo origen y significado son una completa incógnita para los hombres, aunque al poco de comenzar la investigación presumen que pueda tratarse de una poderosa arma construida por los antiguos, la misma que en las leyendas era capaz de destruir ciudades enteras con rayos de energía.


La Torre está enlazada con un Dragón.
La avaricia y curiosidad del Imperio crece mientras examinan el artefacto, que no es ajeno a su propio estudio, ya que La Torre, todavía funcional desde hace miles de años, al verse alertada por la presencia humana ha realizado un rápido diagnóstico de la situación y ha llegado a la conclusión de que la especie humana se ha desarrollado demasiado. Por lo tanto, cumpliendo con su milenaria labor, debe iniciar los protocolos de purga y reducir la población humana hasta un número aceptable.


Los cazadores
Keil Fluge con sus compañeros de caza.
Keil Fluge, un joven cazador, persigue a un grupo de evasivos monstruos con su ballesta mientras se encuentra en medio de una partida de caza junto a dos compañeros, dentro de un cañón. Sus Coolias son monturas veloces y fiables. De improviso, una gran nave voladora pasa por encima de sus cabezas, dejándolos boquiabiertos.


Panzer Dragoon - Gruta Antigua.jpg
Keil se separa de sus compañeros y se adelanta por entre una bifurcación del cañón hasta llegar frente a una enorme fachada de color blanco que parece salir de la roca. Tiene una entrada, y jinete y montura se introducen por ella. Dentro está oscuro, pero es evidente que se trata de una construcción inteligente, un gran hangar repleto de cosas que Keil nunca antes había visto.


En medio de dos dragones
El suelo bajo sus pies comienza a elevarse, como una plataforma, y al llegar a un nivel superior se detiene. Siguen caminando, cuando de repente algo les dispara unos hazes de energía desde arriba y un colosal monstruo cae del techo, aplastando al Coolia sin apenas darle tiempo a Keil a bajarse de él. Keil siente pánico y huye por el corredor, pero al final el camino se interrumpe y no puede escapar.
El Dragón Negro.
El amenazante monstruo se le acerca, y cuando parece que va a acabar con él, se produce un derrumbamiento y el ser es aplastado bajo las rocas. Keil respira tranquilo, pero al momento siguiente dos criaturas aladas penetran en la estancia a toda velocidad, dejándole atrás, desconcertado.


Sin saber muy bien cómo, despierta en el exterior de la montaña, viendo como un dragón azul pelea contra otro negro, mucho mayor en tamaño. Después de una explosión que arrasa parte del paisaje, el jinete del dragón azul es herido de muerte, y aterrizan al lado de Keil. El hombre lleva unas vestiduras insólitas y la cara cubierta. Se inclina hacia él y en ese momento parece penetrar en la mente de Keil; "No le dejes regresar a la Torre. Mi dragón conoce el camino. Por favor...".
Keil.
Cuando la energía del misterioso jinete se ha dispersado, Keil, todavía aturdido por la experiencia telepática, recoge el arma del suelo y monta en el dragón. Este levanta el vuelo y, mientras los compañeros del cazador lo miran desde el suelo, atónitos, El nuevo jinete del dragón se aleja volando hacia una peligrosa aventura.


Volver arriba


El primer episodio
Cerca de la zona donde cazaban hay una extensa superficie de agua, repleta de ruinas desgastadas y peligrosas criaturas, pero deben atravesarla y Keil no duda ni un segundo; No dejará que la muerte de aquel misterioso jinete fuese en vano. No sabe controlar bien todavía los movimientos del Dragón, así que debe tener mucho cuidado de no chocar contra partes de antiguas estructuras que emergen del agua. Tras acabar con incontables monstruos voladores, descubre que el Imperio también está allí, y se ve obligado a destrozar una de sus naves para evitar ser derribado, no sin que la nave emita un mensaje de advertencia imperial antes de estallar.


La aventura
El encuentro con las fuerzas del Imperio le ha resultado abrumador a Keil, acostumbrado a una vida de cazador, pero sigue adelante. Al llegar a un desierto es atacado por una especie de gusanos gigantes que brotan de la arena, tan colosales que en el arco que describen en la superficie pasan a la altura del Dragón.
Gusanos gigantes de arena, reptiles voladores o amenazantes seres subterráneos de las cavernas. A pesar de su aridez y calor, el desierto alberga una legión de formas de vida, algunas más peligrosas de lo deseable. Al final conoceremos al misterioso Dragón Negro, que nos pondrá a prueba con sus lanzamientos de tornados y ondas sónicas.


Una batalla en el camino
Cuando acaba el desierto, jinete y dragón descubren que se está librando una batalla entre humanos en una fortificación cercana. Son las facciones humanas del Imperio y la Federación de Meccania quienes entablan la cruenta lucha y Keil debe atravesarla mientras esquiva balas, bombas y ráfagas láser de ambos bandos. En su camino se interponen algunas escuadrillas de naves rápidas, pero Lagi podrá con ellas. Los imperiales han recibido grandes daños del Dragón en su paso por la refriega, así que lo toman como otra amenaza y al cabo de pasar por el último portón amurallado envían en su busca a una enorme máquina de combate.
Keil y Lagi son atacados por el artefacto del Imperio, que capaz de cambiar su forma para adaptarse a diferentes condiciones de combate. Al final, sus poderosos escudos no pueden soportar los continuos ataques del protagonista y sucumbe mientras se descompone en el aire. Lo han destruido.
De improviso aparecen tras el protagonista unos cazas del Imperio. Por suerte, más adelante hay una gruta donde poder despistarlos.


Dentro de los Túneles
El Imperio inicia su persecución. Keil y Lagi consiguen adentrarse en la oscura gruta, pero los pequeños cazas imperiales les siguen dentro, seguramente siguiendo órdenes de no perder de vista al misterioso dragón volador.
Dentro de los estrechos túneles los peligros se multiplican; Fuerzas humanas acosan a Keil a la vez que monstruos bio-tecnológicos despiertan de sus letargos para defender las estancias. Los angostos corredores dificultan esquivar los láseres de una legión de monstruos y los continuos ataques de naves rápidas y escurridizas del Imperio, enviadas allí para investigar la amenaza del Dragón.


Sobrevolando el Bosque
Panzer Dragoon - Episodio 502.jpg
Las naves del Imperio han localizado a Lagi y le han seguido hasta el bosque, pero esta vez la huida será más difícil puesto que ya no hay dónde esconderse.
La presencia imperial aquí es muy densa y multitudinaria, tal vez porque han cambiado sus objetivos y ahora intentan dar caza a la extraña criatura voladora de color azul, que tantos daños les ha causado. mientras esto sucede, en la Capital del Imperio se ha completado la construcción de la nave de guerra más poderosa jamás soñada por un humano, el Grig Orig, que servirá de transporte personal del Emperador y como residencia provisional en largas travesías. Es tal el poder del Grig Orig, que su cañón principal puede destruir una gran ciudad en cuestión de segundos.


Cuando Keil y Lagi abandonan las inmediaciones del bosque está ocurriendo algo al Norte, en La Torre. Los imperiales que la custodian son atacados por todas partes con gran salvajismo por poderosos monstruos que surgen de ella; Se ha iniciado el mecanismo de "reducción de población".
Nadie sobrevive, y el terrorífico ejército de bio-criaturas se dirige hacia la Capital del Imperio, con todos los monstruos con un solo objetivo programado en sus abyectas mentes, exterminar a todos los humanos posibles hasta llegar a la cifra adecuada.


Masacre en la Capital Imperial
Los monstruos surgidos de La Torre se han lanzado contra la Capital, y las tropas humanas luchan por defenderla.
Keil y el Dragón han de pasar por la Capital del Imperio para alcanzar la torre, y el panorama que ven allí es terrorífico. Miles de monstruos de tipo Puro arrasan los edificios y asesinan a las gentes, devorándolos o matándolos con rayos de energía. Las fuerzas de combate humanas hacen lo que pueden para frenar la invasión, pero caen por igual ante la avalancha animal.
En medio de esta cruenta batalla Keil y el Dragón persiguen al Dragón Negro, entre maltrechos edificios y puentes. Su némesis es veloz, y a duras penas logran esquivar las casas y torres levantadas en el mar mientras intentan evitar que la oscura criatura alcance La Torre y la active completamente.

Lucha contra el Dragón Negro

Dragón Negro Torre.jpg
Keil no ha podido impedir que el Dragón Negro llegue hasta La Torre, y ahora ha de enfrentarse a un enemigo aún mas monstruoso, con su fuerza y tamaño incrementados gracias a los arcanos aparatos escondidos en La Torre.
El Dragón Negro aumentado.
Ahora, el Dragón Negro está recubierto por una impenetrable armadura y posee una cola gigantesca con la que lanzará letales ataques, además de ondas de energía.
Sin duda que la pelea es desigual. El colosal adversario de Kile lanza contra éste toda clase de bolas de plasma, misiles, rayos de luz, fluidos venenosos y coletazos que serían capaces de derribar una torre.
El Jinete Oscuro.
Tras una larga y dificultosa pelea, el Dragón Negro se ha debilitado y Kile le dispara una última ráfaga. El monstrou de otro tiempo se acerca a ellos, ya moribundo, y les dedica una última mirada de odio, antes de caer al mar, hundiéndose junto a su Jinete Oscuro.

Destrucción de La Torre

Ya nada separa al Dragón de La Torre, que está ahora indefensa ante cualquier ataque. Se acercan volando a ella, pero al poco de entrar en su alienígena estructura Keil siente que algo le aparta del Dragón, es una esfera de energía producida por Lagi que lo levanta en el aire para alejarlo de allí, como ya hiciera hace tiempo con Lundi.


La Torre explota.
Mientras Keil vuela hacia la costa dentro de la burbuja, La Torre cominenza a brillar con fuerza, despidiendo característicos rayos de luz a la vez que su estructura se altera.
Todo termina con una explosión que destruye por completo La Torre.

10 años después - Panzer Dragoon Saga

Investigación de las ruinas
El Imperio ha fundado un Instituto de Investigación para tratar de desentrañar los insondables misterios de la Era Antigua, presentes en las incontables ruinas desperdigadas por todo el Continente. Los mejores científicos se esmeran en aprender y descifrar, más aún cuando a oídos del emperador ha llegado la noticia de la existencia de Drones, poderosas criaturas creadas por Los Antiguos con potencial superior a cualquier otro tipo de bio-arma. Que, además, se dice pueden controlar las Torres, arcanos artefactos de poder que no son si no armas a ojos del codicioso Emperador. Con semejante fuerza de su lado, ninguna nación se volvería a oponer al Imperio, nunca más.


Pero hay alguien del círculo imperial que también conoce el rumor de los Drones y que no está dispuesto a dejar que sea el Emperador quien los controle, ya que el futuro del mundo es más complicado que cualquier arma...


Edge
Edge y Rhua vigilan la entrada a la Excavación.
Edge, el mercenario.
Edge es un joven mercenario que, junto a otros como él, se encarga de vigilar una excavación arqueológica del Imperio, el Sitio 4. Dicha excavación parece importante, pero Edge se aburre y desea que ocurra algo emocionante. Su deseo se torna ralidad cuando sonidos de disparon salen de la entrada a la mina, señal inequívoca de que los trabajadores se han topado con un monstruo.
Edge coge su fusil y corre a ayudar al interior.
Lord Craymen con su lugarteniente Arwen.
Mientras esto sucede, no muy lejos de allí la señal de socorro es interceptada por el buque de Lord Craymen, un general rebelde del Imperio que ha hecho algunas averiguaciones por su cuenta acerca de los tesoros ocultos en las ruinas. Su porte no inspira confianza y menos sus palabras, pero aceleran la velocidad de las naves para llegar al Sitio 4 lo antes posible.
Sospecha que allí se encuentra un hallazgo muy importante, decisivo para sus planes.
La chica dormida
Edge lucha inútilmente en el interior de la excavación contra un formidable monstruo de tipo puro que no se ve afectado por sus disparos. Su mentor y capitán y el compañero Rhua se hallan cerca de allí ocultándose bajo una pila de chatarra.
Azel, latente en su cama milenaria.
En uno de sus demoledores ataques, el monstruo destroza una porción de pared y revela lo que se ocultaba detrás;
Panzer Dragoon Saga - Chica excavación.jpg
Una chica, hermosa, aparentemente dormida dentro de un bloque de piedra. Por suerte, esta visión parece haber impresionado de alguna manera al monstruo, que ha parado sus ataques por un momento, suficiente para que Edge derrumbe el suelo bajo él y lo haga caer a otra fosa aún más profunda.
Lord Craymen, el asesino
El Capitán de Edge, abatido a sangre fría.
Cuando salen de la excavación, un disparo abate al Capitán; Es la flota de Lord Craymen, que se ha desplegado por la zona y cuyos hombres les rodean. De nada sirven las explicaciones, Zastava, uno de los hombres de Craymen, mata también a Rhua. Tras un breve interrogatorio a Edge, lo golpean y entran en las ruinas.
Cuando recobra el conocimiento, Edge ve cómo se llevan el bloque con la chica en una de sus naves. Intenta perseguirlos, pero Zastava vuelve a aparecer y le dispara. Aparentemente muerto, Edge cae por una profunda grieta al lado de la Excavación, hasta llegar a zambullirse en un cuerpo de agua en las profundidades. Un orbe de luz (el Visitante Divino) desciende desde lo alto del pozo y se sumerje en el agua, introduciéndose en el cuerpo de Edge, despertándole, permitiendo que nade hasta la orilla. Se encuentra en un nivel extremadamente profundo de las ruinas Antiguas, hasta donde nadie había llegado todavía.


Grabado del Dragón en lo alto de una pared.
"¡Un arma antigua con el dibujo de un dragón!"
En lo alto de una pared hay un grabado pétreo que muestra el dibujo abstracto de un dragón, y dentro de una extraña caja contenedora encuentra una inusual arma, seguramente de tecnología de Los Antiguos. Por suerte, hay un elevador allí, y Edge lo utiliza para subir y tratar de salir de allí.
Volver arriba


El Dragón
El Dragón se muestra ante Edge.
Sin embargo, en el piso superior solo encuentra un ejército de monstruos, como el que luchó con él antes, que se aproximan a él, acorralándolo contra el abismo. Repentinamente, llueve una serie de rayos de energía que destruyen a todas esas criaturas en un instante, y Edge contempla privilegiadamente cómo se posa ante él la criatura más poderosa jamás creada, el Dragón.


Sin que Edge diga ni haga nada, el Dragón entabla una conexión telepática con él y le muestra el pasado, cuando los anteriores jinetes que lo acompañaron libraron junto a él batallas increíbles y lucharon contra los monstruos y el Imperio.


Lagi vuelve a la vida para ayudar a los humanos.
También le muestra su objetivo, que es librar al mundo de la obsoleta opresión de Las Torres.
Edge lo mira con asombro y pronto se da cuenta que a lomos de un auténtico dagón sería capaz de vengarse del malvado almirante que asesinó a sus amigos...


Sin más que decirsen, levantan el vuelo y dejan atrás esas vetustas ruinas para seguir el rastro de Craymen.


Lucha contra la drone Azel
En su persecución de la Flota Negra de Lord Craymen, Edge consigue alcanzar una de sus naves insignia, pero para su decepción, no es él quien está en su interior, si no su lugarteniente Arwen.
Atolm, el gigantesco dragón de Azel.
El soldado solo puede decir unas palabras antes de que una explosión destruya lo que queda de la nave. Es obra de Atolm, un gran dragón que sirve de montura a la Drone Azel, la chica que robaron de la excavación. Ahora está despierta y dispuesta a luchar por Craymen, así que ataca a Edge sin mediar palabra.
La batalla contra Atolm es dificultosa y Edge no ve la forma de derrotarlo, más teniendo en cuenta las arcanas técnicas de combate que utiliza contra ellos.


Gash
Mientras avanzan sobrevolando el interminable valle, avistan cerca de allí unas tremendas explosiones de roca acompañadas por temblores y deciden ir a investigar. Su sorpresa es inmensa cuando descubren que un monstruo de tamaño desmesurado está persiguiendo a un hombrecillo que trata de huir a lomos de un coolia. El Arachnoth no se detiene ante nada y no duda en atravesar montañas enteras para dar caza al pequeño desprotegido.
Gash, un hombrecito mutilado
Edge y el Dragón se hacen cargo del monstruo y rescatan al hombre, que dice llamarse Gash. Está tan agradecido que se ofrece para servir de guía a Edge en su siguiente travesía, a través del peligroso desierto de Garil.


Un gusano gigante del Desierto.
En su viaje por los páramos desérticos, el protagonista se ve obligado a luchar contra diversas criaturas de todas las especies y tamaños, ayudado por los consejos de Gash. Cuando se introducen bajo tierra para ganar tiempo, se encuentran con un gigantesco monstruo hostil y agresivo, que sobrevuela las oscuras estancias y amenaza con aplastarles. Es en su lucha final contra el Gigra cuando Lagi, el Dragón, revela su habilidad para cambiar de forma a voluntad, dejando perplejo a Edge, pero más aún a Gash, que parece tener información sobre la criatura en la cual montan.


Campamento de Cazadores
Ciudad de Zoah
Luchando contra Mel-Kava
Georgius
Las ruinas de Uru
Laboratorios subterráneos de Uru
Tregua temporal
El Grig Orig
El bosque de Zoah
Baluarte seeker
Gash y los conocimientos Antiguos
Entrando en La Torre

La Gran Caída

Con la ayuda de Craymen y Azel, Edge logra penetrar en la red de Sestren y enfrentarse cara a cara con él. La entidad es un adversario increíblemente fuerte y versátil, casi divino, pero es Edge quien vence al final de la batalla.


Panzer Dragoon Saga - Torre destruida 000.jpg Panzer Dragoon Saga Torre Destruída001.jpg
La Torre, y todas las Torres del mundo, son destruidas, fundiéndose en su propia esencia de muerte y dejan así de controlar el ecosistema. El Imperio está destrozado, sin casi flota ni poder, y tardará varios años en volver a reconstruirse.
Edge y Lagi completaron su misión, liberando a la humanidad de La Voluntad de Los Antiguos.
Edge flota en la red Sestren. Más tarde es interceptado por la Inteligencia artificial del dominio.
Panzer Dragoon Saga - Edge Sestren 002.jpg
Tras el enfrentamiento, Edge queda atrapado en Sestren sin saber cómo volver a nuestro mundo.
Rato después, Sestren en persona se presenta ante él, y es separado de Lagi, que se funde en la red de datos. Sestren habla con el joven mercenario y le revela ciertos aspectos del Programa Hereje. Finalmente, se dirige hacia el jugador (quien está controlando a Edge) y le dice que "él" es el Visitante Divino y que debe pulsar un botón para que todo acabe. Cuando el jugador pulsa un botón del controlador de Saturn, la imagen desaparece de la pantalla con un clásico patrón de televisor antiguo.
Pero aunque la presencia del jugador, el Visitante Divino, ha abandonado Sestren, Lagi sigue allí, esperando su final. El Programa Hereje que se fusionó con Lagi ha cumplido al fin su misión, desactivar Las Torres, y está listo para ser borrado, pero el Coolia mutante no desea terminar su existencia. Así pues, ambas entidades son separadas y justo antes de desaparecer, el Programa Hereje le dice a Lagi que si vuelve al mundo real sin su otra mitad ya no será inmortal. También le confía la misión de "cuidar de sus amigos". Lagi será entonces devuelto a nuestro plano, pero no inmediatamente...
Volver arriba

36 años después - Panzer Dragoon Orta

La caída de las torres supuso un cese inmediato en sus labores de mantenimiento del ecosistema, así que en cuanto dejaron de funcionar, el mundo se sumió en un terrible cataclismo conocido como La Gran Caída, con los casquetes polares derritiéndose y el agua inundando muchas áreas antes pobladas; terremotos aquí y allá abriendo nuevos cañones y haciendo desaparecer montañas; Zonas polares magnéticas que cambiaron de lugar; el mundo entero cambió su forma y geografía completamente.


Flota del Nuevo Imperio.
Los restos del Antiguo Imperio se reagruparon y volvieron a levantarse, formando lo que ahora se conoce como Nuevo Imperio, bajo el mandato del 8º Emperador. En esta era se creía entre los Imperiales que el anterior Emperador había sacrificado su propia vida para destruir Las Torres y así liberar a la humanidad de la Voluntad de Los Antiguos. Eso es falso, puesto que lo mató un monstruo cuando intentaba hacerse con el control de La Torre.
Sin embargo, en el actual mandato del 8º Emperador se mandó construir una estatua-máquina de combate en memoria del anterior Emperador, para honrar así su supuesto sacrificio.


Concepción
Azel buscó durante años a Edge sin resultados.
Azel buscó a Edge por todo el Continente, pero nunca lo encontró. Pasaron años sin rastro del peculiar muchacho, y Azel se entristecía.
Era tan fuerte el deseo de Azel de tener un hijo, que no tuvo más remedio que regresar a Sestren para hacerlo. Cuando hubo llegado al lugar, que ahora dominaba, encontró material genético del único humano que había entrado allí; Edge. Mezclando sus genes con los suyos, pronto quedó embarazada, y modificó ligeramente las secuencias genéticas de su embrión para que se pareciese a Craymen, un hombre por el que ella había sentido gran devoción*(1).
El líder Seeker Gash.
Ciudad Seeker levantada sobre las ruinas del valle Yelico.
Cuando la niña nació, Azel buscó a Gash, antiguo amigo, y se la entregó para que la custodiara.
Gash y un gran número de seekers vivían ahora en el valle Yelico, lejos del alcance del Imperio. Él sospechaba que la niña no era normal, y mandó vigilarla constantemente.
Orta de niña.
No contento con eso y preocupado por posibles catástrofes, la encerró en una celda en lo alto de una torre del poblado, para proteger a los demás de ella, pues temía que pudiese convertirse en un peligro, debido a su anterior relación con Edge y Azel y a sus conocimientos de las armas del Mundo Antiguo.


Orta pasó toda su infancia prisionera en aquella torre.


Sobre Orta
La niña ya ha cumplido 14 años, y no conoce otra cosa que no sean los barrotes de su prisión. No sabe por qué está encerrada ni por qué todos la temen. Hasta el día en que el Imperio llegó a la ciudad con sus abominables criaturas voladoras.
Una escuadra de naves imperiales se aproximaba entre la neblina de la tormenta, con su porte imponente rompiendo el cielo. Se abren los laterales de uno de los cargueros, y cinco extraños seres voladores salen del interior, dirigiéndose al poblado Seeker.


Un Dragonmare se dispone a atacar.
No tardan en llegar, y aunque los vigías los avistan, poco pueden hacer contra el desproporcionado poder de los Dragonmares, que escupen bolas de plasma explosivo y lo destruyen todo a su paso. Las endebles armas de los guerreros Seeker son inútiles contra las creaciones del Imperio y pronto todos han muerto o se han escondido.
Ya solo queda en pie la torre, donde Orta está prisionera.


La joven, sin embargo, desconoce qué clase de horrores se han desatado fuera de su celda.
Lagi regresa
Orta no deja de oir grandes ruidos y explosiones, hasta que un temblor en su celda hace que la invada el pánico.


Uno de los terribles Dragonmares del Imperio.
Destrozando los muros, los Dragonmares penetran en la estancia y la amenazan con sus enormes fauces llenas de dientes afilados. Parece que han venido a por ella.
Es entonces cuando unos poderosos rayos de energía apartan a los bio-monstruos de Orta, precediendo la llegada de un inesperado aliado que le ofrece su ayuda para escapar de allí; Lagi, el Dragón. Aunque es de menor tamaño que las pesadillas voladoras del Imperio, se las arregla para salir volando con orta en su lomo sin sufrir daño alguno. Pero todavía no estan a salvo, pues los dragonmares han salido en su persecución.


Huída por el valle Yelico
Orta Tormenta.jpg
La tormenta arrecia y la visibilidad empeora, pero el dragón vuela grácilmente y sin error por entre las espantosas ruinas de la ciudad mientras esquiva ráfagas de bolas de plasma surgidas de la garganta de sus perseguidores.
Las explosiones y disparos les rodean.
No contento con su acoso, el Capitán de la escuadra Dragonmare, Evren, comunica la situación al mando imperial, que no tarda en enviar refuerzos en forma de pequeños cazas Stinger y tanquetas de tierra. Las fuerza enemigas se multiplican y Orta está asustada.


Orta contempla como los supervivientes Seeker corren desesperados.
Todavía hay supervivientes entre los seeker, y Orta los ve desde la altura corriendo apremiados en todas direcciones, tratando de apagar fuegos y de repeler el ataque imperial. Pero las naves de guerra del Emperador persiguen al Dragón a toda costa, arrasando en su camino lo que pudiese quedar del núcleo urbano.


Orta Huida valle 002ataques.jpg
Las naves enemigas asedian en masa a Lagi y Orta, pero logran salir de la refriega despistando a la mayoría de ellas. Cuando llegan al término de la ciudad la protagonista alza la vista y contempla en el cielo una colosal nave bélica del Imperio, pero no les ataca ni hace ningún intento de persecución.
Finalmente alcanzan la entrada de unas gigantescas cloacas y se esconden dentro, volando hacia su interior.
Los túneles recién descubiertos son inmensos y parecen haber servido de canalización de agua hacia la ciudad desde hace muchos años. Han de tener cuidado esquivando los mecanismos que aún funcionan allí dentro, de gran tamaño y que brotan de cualquier pared.


El acueducto tampoco es seguro.
Mas cuando creían haber dado esquinazo al Imperio, de nuevo son atacados por pequeños artefactos voladores, más maniobrables y apropiados para la caza en espacios cerrados, aunque eso no impide su destrucción a manos de Lagi.
Al salir de los pasadizos, se encuentran cara a cara con el crucero de combate Vermana, la más poderosa nave del Imperio. Su imponente presencia y los brillantes faros ciegan momentáneamente a Orta, que no tarda en darse cuenta de a qué se enfrentan ahora.


"Está huyendo en una criatura voladora", dicen los soldados de a bordo. Sin duda se refieren a Orta, aunque ella ignora el significado de tanta atención hacia ella.
En pocos segundos el Vermana despliega todo su arsenal bélico, que incluye cañones, torpedos aéreos, misiles aturdidores, naves ligeras de ataque, ametralladoras... Orta llega a temer por su vida, pero en cuestión de minutos derrotan al colosal aparato y echan un vistazo a sus últimos momentos, mientras se estrella debajo de las nubes.


Inicio de un misterio
El vermana aún no ha terminado de estallar cuando Lagi y Orta vuelven a ser atacados por los dragonmares, pero esta vez son ayudados a escapar por otro dragón, que es comandado por un jinete de aspecto poco humano. Los Imperiales conocen al jinete y le prometen tomar acciones de castigo por su rebeldía, pero Orta ya ha escapado e, iteresada por el nuevo jinete, le pide al Dragón que lo siga.


Altered Genos (El bosque del peligro)


Siguen el rastro de Abbadd hasta un bosque cercano, donde le pierden la pista. Allí descubren un ecosistema frondoso y lleno de formas de vida, casi todas ellas hostiles depredadores que no dudan ni un segundo en abalanzarse sobre Orta con intenciones de devorarla.


Los jinetes de gusano (Wormriders)
La masacre del Imperio
Enfrentamiento final con Evren
Llanuras heridas de nieve
Las Ruinas
La obsesión de Abbadd
Revelaciones
Mi madre es Azel
Capital Imperial
La Cuna (The Cradle)
Aquí acaba el destino
Esperanza futura


Volver arriba

Extendido

*(1) = No existe consenso determinado sobre la supuesta paternidad de Edge. Hay quien lo afirma tajantemente, pues es el único ser humano que ha estado en Sestren y su material genético quedó registrado allí. Sin embargo, otras personas afirman que el padre de Orta es Lord Craymen debido al parecido en piel y pelo entre ambos. Esta última teoría es poco probable, ya que Craymen murió mucho antes del nacimiento de Orta, y aunque hubiese tenido relaciones sexuales con Azel antes de su fallecimiento es improbable que la gestación durase 22 años (Orta tiene 14 años de edad al comienzo de Panzer Dragoon orta, que se sitúa 36 años después de Saga).

Glosario de términos

En este enlace encontrarás definiciones para la mayoría de términos empleados en el mundo de Panzer Dragoon, y que no hayas entendido de esta página u otras relacionadas.

Enlaces relacionados