Nueva absolución por la venta de cartuchos flash

jiXo
Decía la patronal de los videojuegos hace unas semanas que "la redacción poco clara [del todavía vigente Código Penal] había provocado sentencias contradictorias sobre el uso de chips, tarjetas R4 y otros dispositivos". Pero la realidad es que, salvo excepciones por pactos de conformidad o venta de juegos piratas, hasta ahora ha sido prácticamente unánime la consideración de estos dispositivos como legales.

Así los declara también la última sentencia de un juzgado de Salamanca, que absuelve a dos vendedores de flashcarts para Nintendo DS. Esta sentencia es especialmente interesante porque el juez analiza todo el fondo del asunto, considerando que estos cartuchos se emplean también con fines legítimos como reproducir "juegos libres, música, videos, copias de seguridad de juegos originales, juegos de Nintendo de otras zonas geográficas no europeas" (apoyándose incluso en un estudio elaborado por la propia Nintendo según el cual "al menos un 48% de los encuestados utilizan las consolas manipuladas para fines distintos que no son los juegos piratas"); y por tanto la supresión de las protecciones de la consola para estos usos no se ajusta al tipo penal.

La sentencia analiza además el punto de vista al respecto del Tribunal Europeo, que defendía la desprotección de consolas para usos lícitos, y la Directiva Europea que literalmente habla de que el "único propósito" de los dispositivos sea suprimir las protecciones de los "programas de ordenador". A este respecto sorprende que en la nueva redacción del Código Penal, vigente a partir del próximo 1 de julio, se haya cambiado el advervio "específicamente" por "principalmente", alejándose del espíritu de la Directiva Europea y con la evidente intención de ampliar las posibilidades de éxito de los denunciantes en los futuros juicios.

Sea como fuere, en el caso analizado el Ministerio Fiscal ya solicitó la libre absolución de los acusados y Nintendo se quedó sola pidiendo cuatro años de cárcel. Veremos si la modificación de la normativa cambia el resultado judicial para los nuevos casos que se den a partir del 1 de julio.