Google cifrará por defecto las búsquedas de los usuarios en todo el mundo

Ricardo Cambre
El gigante de Internet Google ha comenzado a cifrar las búsquedas realizadas desde China desafiando a la férrea censura digital que sufren los habitantes del país asiático. Pero además, tal como informa The Washington Post, la empresa de Mountain View expandirá esta característica por todo el mundo pasando a cifrar por defecto todas las búsquedas en un esfuerzo por reforzar la privacidad de los usuarios.

La medida está diseñada para desbaratar los planes de vigilancia de los gobiernos u otros organismos que puedan acceder a las búsquedas de los usuarios. Por supuesto, la causa más cercana para esta mejora son los informes de los últimos meses sobre las tácticas de la Agencia Nacional de Seguridad (NSA) de los Estados Unidos.

"Las revelaciones del verano pasado subrayaron la necesidad de fortalecer nuestras redes. Entre las muchas mejoras que hemos realizado en los últimos meses se encuentra el cifrado de Google Search por defecto en todo el mundo", explica a TWP un portavoz de Google. "Esto continúa nuestro trabajo durante los últimos años para mejorar el número de servicios cifrados por defecto y alienta a la industria a adoptar estándares de seguridad más fuertes".

El cifrado de la información vertida por los usuarios es de especial importancia en aquellos ámbitos donde todavía se utilicen versiones obsoletas de algunos navegadores, los cuales sufren un gran número de vulnerabilidades. Este es precisamente el caso de China, donde el 16% del tráfico web todavía utiliza Internet Explorer 6.

Pese a haber confirmado los planes para extender esta característica de forma global, Google no ha compartido todavía una agenda para implementar el cifrado por defecto fuera de China. La firma se retiró del país asiático en 2010 tras negarse a cumplir con las órdenes de censurar sites y de enlazar a sitios preferidos por el gobierno. Como consecuencia, el motor de búsqueda de Moutain View cuenta con tan solo un 5% de cuota en suelo chino.

El mismo año que Google se retiró de China, la compañía comenzó a cifrar el tráfico entre sus centros de datos y a ofrecer por primera vez búsquedas codificadas a algunos de sus usuarios. Posteriormente, en 2012, el cifrado del motor de búsqueda también se activó en Estados Unidos.