Blizzard y DeepMind transforman a StarCraft II en un laboratorio de IA

Benzo
Blizzard y el equipo de desarrollo de StarCraft II han anunciado el lanzamiento de la API de StarCraft II. Con este movimiento la compañía proporciona a los desarrolladores, jugadores y aficionados potentes herramientas para avanzar aún más en la investigación de la IA. El objetivo es que la comunidad experimente en un entorno controlado para terminar creando mejores herramientas para las comunidades de StarCraft II y de IA.

El primero que se ha subido al carro es Alphabet con DeepMind, inteligencia artificial que ya está preparada para ejecutar la API a escala en su infraestructura en la nube. Esta IA se ha revelado como una gran jugadora, ha ganado a los mejores maestros del juego de tablero Go y batido récords humanos en los clásicos de Atari. Los jugadores profesionales de StarCraft II ya pueden empezar a entrenar aún más duro.

El resumen de las características disponibles en este lanzamiento son:

  • API de IA programada
  • API de IA basada en imagen (capas de características)
  • Documentación, código de muestra y bots de muestra
  • Permite juego sin conexión contra la IA
  • Un paquete de repeticiones de partidas de jerarquía 1 vs 1 anónimas
  • Compatible con Windows y Mac
  • Paquete Linux completo de la API
Evolucionar. Conquistar.

“Aunque hemos incluido código y bots de muestra, es importante tener en cuenta que el lanzamiento de estas herramientas tan solo sienta las bases para el comienzo de la investigación sobre IA en StarCraft II”, comentan desde Blizzard. “En definitiva, será vuestra creatividad, vuestro ingenio y vuestro trabajo lo que decidirá el rumbo de todo esto, y nosotros estamos entusiasmados por ver hacia dónde nos lleva la comunidad de IA”.

Desde DeepMind consideran StarCraft como un entorno ideal para la investigación de la IA. El objetivo final es derrotar al oponente, pero durante una partida el jugador debe completar y encontrar el equilibrio con una serie de objetivos secundarios, como recolectar materiales o construir estructuras. Además, la duración de una partida puede variar mucho, circunstancia que se debe tener en cuenta a la hora de tomar decisiones, pues las elegidas al principio podría no ser rentables a largo plazo.

Todos ellos son retos difíciles para una máquina, que debe entender y detectar la correlación entre causa y efecto. Pero con esta nueva API los investigadores pueden programar algoritmos de aprendizaje para después ejecutar cientos, miles o millones de partidas a StarCraft II y ofrecer a la IA los datos necesarios para aprender. El objetivo es que pueda llegar a jugar a StarCraft II mejor que cualquier humano.

Los interesados en participar en esta iniciativa encontrarán el proyecto de código abierto en GitHub:

Imagen
Sobre el autor » Benzo

Empecé con una NES a finales de los 80 y todos los 90 los pasé junto a SNES, N64 y una PlayStation prestada. El nuevo siglo me trajo una PS2 y más adelante una Xbox. Jugador de PC desde hace años, empedernido seguidor de World of Warcraft y seriéfilo.

Más publicaciones de Benzo »

Avatar de Benzo
Síguelo en