Path of Exile detalla el contenido de la expansión The Forbidden Sanctum, que añade un modo de juego roguelike

Benzo
Grinding Gear Games ha anunciado la fecha de lanzamiento de The Forbidden Sanctum, la nueva expansión gratuita de Path of Exile que estará disponible el 9 de diciembre en PC y el 14 de diciembre en PlayStation y Xbox. Entre el contenido de este complemento tenemos un nuevo modo de juego roguelike, que llegará acompañado de mejoras para el endgame, dos gemas de habilidad, siete habilidades Vaal, más de 15 nuevos objetos únicos y ajustes de equilibrio.

La liga de desafío Sanctum es un modo de juego roguelike donde los jugadores explorarán un antiguo santuario que se encuentra escondido bajo Las Ruinas del Santuario Caído. En cada zona por la que se pase, existirá la oportunidad de explorar una sala del Santuario tratando de buscar sus tesoros y elegir cuál se investigará a continuación. “En el mapa del Santuario puedes ver el contenido de las siguientes salas para pensar el camino que seguirás”, explica Chris Wilson, cofundador de Grinding Gear Games.

Como en cualquier otro modo roguelike, nadie debe tener la expectativa de completar el recorrido a la primera. “Llegar a los pisos inferiores requiere de experiencia, sabiduría y suerte”, añade Wilson. “Fallarás en tus intentos iniciales, pero con el tiempo cada vez llegarás más lejos”. A medida que se progresa, los jugadores encontrarán tesoros que los ayudarán a superar los desafíos, incluyendo el jefe final. En este modo la progresión se mide con una barra de resolución, que una vez consumida pondrá fin al viaje. Mantener la resolución a un buen nivel es clave para poder completar el recorrido.


Respecto a las nuevas gemas de habilidad, con la llegada de The Forbidden Sanctum los personajes especializados en el combate cuerpo a cuerpo descubrirán dos nuevas gemas: Volcanic Fissure, un fuerte golpe hacia delante, y Frozen Legion, que invoca un anillo que asesta un golpe a los enemigos cercanos. También se han introducido nuevas gemas de habilidad Vaal, que son versiones alternativas de habilidades ya existentes que cada cierto tiempo se pueden activar para aumentar su poder de forma notable.

Para los que busquen un mayor desafío, la expansión introduce el modo Ruthless, que en caso de activarlo durante la creación del personaje reducirá el número de objetos que se pueden encontrar. Por último, mencionar que las novedades en el endgame pasan por la introducción de mejoras en el árbol de pasivas del Atlas que permiten invertir más puntos. También se han mejorado diez armas únicas, que ahora son “extremadamente difíciles de conseguir”.