Orange cierra Amena y se queda con todos sus clientes

Benzo
Después de despedir a República Móvil, Orange España hace lo mismo con Amena, un operador virtual que desaparecerá en septiembre, según ha anunciado la propia compañía. De esta forma Orange se deshace (por segunda vez) de una marca y nombre comercial con una larga historia en España. En el recuerdo quedarán su característico color verde y para los más veteranos la canción Libre de Nino Bravo cantada por El Chaval de la Peca (Marc Parrot).

En su mensaje de despedida, Amena informa a sus clientes que pasarán a operar bajo la marca Orange e indica cuál será el cronograma de la migración. “Haremos el cambio por ti, tú no tienes que hacer nada”, se puede leer en el comunicado. El cambio se hará desde el 13 de septiembre hasta finales de año y todos los afectados serán contactados por correo electrónico y SMS un mes antes de la fecha en la que se vaya a realizar su migración. Además, el día del cambio se enviará un SMS para informar.

Orange y Amena trabajan en la misma red de telefonía móvil e Internet, así que la migración no implica un cambio de tarjeta SIM ni de router en caso de tener contratada una conexión de fibra. Según indica Amena, los clientes no se deberían ni dar cuenta del trasvase. "Puedes estar tranquilo, el cambio es muy sencillo y no perderás tu servicio de telecomunicaciones fijo ni móvil en ningún momento", dice el operador virtual en una sesión de preguntas y respuestas.

¿Qué pasará con los clientes y sus tarifas? En el mismo mensaje donde se anuncia el cierre de Amena la compañía indica la tarifa que pasan a tener bajo la marca Orange. El operador no ha impuesto una de sus tarifas existentes, sino que ha creado una oferta específica para ellos. Por otro lado, se pierden algunas ventajas ya que Orange no dispone de acumulación de gigas ni gigas adicionales por antigüedad. Para intentar compensarlo, Orange entrega un bono de 4 GB al mes y acceso a su red 5G, así como la opción de contratar sus tarifas de fibra y televisión.


Amena nació en 1998 y empezó a trabajar como operador móvil un año después como parte de Retevisión (que hoy es una filial de Cellnex Telecom). En 2002 Auna (controlada por Santander, Endesa y Unión Fenosa) se hace con Retevisión y Amena pasa a operar bajo su marca, pero la aventura dura poco. En 2005 Auna desaparece y vende sus dos negocios de forma independiente, France Télécom (Orange) se queda con Amena por 10.000 millones de euros y Cableuropa (Ono) con la red de telefonía fija por 2.251 millones de euros.

Bajo el paraguas de France Télécom, Amena no duró demasiado como marca comercial, pero en 2012 Orange la recuperó. Hoy anuncia de nuevo su cierre. De esta forma, el grupo Orange queda constituido por Orange, Jazztel y Simyo.
Fuente: bandaancha