Microsoft quiere llevar Game Pass a PlayStation y Nintendo, y explica por qué no revela las cifras de Xbox

Benzo
Tim Stuart, director financiero de Xbox, ha participado esta semana en el Wells Fargo TMT Summit y su intervención ha dejado un par de titulares. El primero es que Microsoft quiere llevar Game Pass a todas las pantallas e incluso a PlayStation y Nintendo si les dejan, y en segundo lugar tenemos el motivo por el cual Microsoft ya no comparte las cifras de ventas de Xbox. Spoiler: se trata de contenido y servicios, no de consolas.

Según las palabras de Tim Stuart recogidas por GameSpot, la “misión” de Microsoft “es llevar nuestras experiencias first-party y nuestros servicios de suscripción a todas las pantallas en las que se pueda jugar”. “Esto significa televisores inteligentes, dispositivos móviles y, aquellos que en el pasado habíamos considerado competidores, como PlayStation y Nintendo". Stuart afirma que, junto a los juegos first party y la publicidad, Game Pass es un negocio de “alto margen” para Microsoft. La compañía quiere expandirse en estas tres áreas y la compra de Activision Blizzard acelera el proceso a cambio de 68.700 millones de dólares.

Llevar Game Pass a las consolas rivales tiene sentido para Microsoft debido a que aumentaría su alcance, pero parece difícil que Sony o Nintendo lo permitan. Sony ha insistido en más de una ocasión que sigue creyendo en los lanzamientos prémium y que poner sus juegos en un servicio de suscripción desde el primer día podría afectar a su calidad. Por el contrario, todos los juegos first-party de Microsoft y algunos de third-party debutan directamente en Game Pass. En 2024 está previsto que Call of Duty, Diablo y compañía lleguen al servicio de suscripción.


Por otro lado tenemos las ventas de Xbox, una cifra que Microsoft no comparte desde 2015. Según Tim Stuart esto se debe a que el número de consolas vendidas no ofrece por sí solo la imagen más clara del rendimiento global de la marca Xbox. El director financiero de Xbox reconoce que no dar las cifras de ventas de Xbox puede parecer extraño, pero no es así si tenemos en cuenta que “se trata de contenidos y servicios”. Stuart afirma que el éxito de Xbox se mide por el número de clientes que tiene y cuánto dinero gana Xbox como marca. Lo cierto es que Microsoft no ofrece ninguna cifra y Sony y Nintendo lo hacen cada trimestre.

Por último, Tim Stuart comenta que su trabajo consiste en ayudar a que Xbox llegue a más gente y aumentar los ingresos. Una de las formas de conseguirlo es ofrecer opciones, como acceder a los juegos mediante Game Pass, comprarlos directamente o viendo anuncios en los juegos para móviles. Según el ejecutivo, regiones como África, India y el sudeste asiático son mercados donde las consolas no tienen demasiada audiencia y ahí están impulsando el streaming y los juegos para móviles. Stuart calcula que el mercado de las consolas ronda los 200 millones, el del PC los 400 millones y los móviles los miles de millones.

Comprar Activision Blizzard no solo nutrirá Game Pass con Call of Duty y Diablo, sino que también permitirá a Microsoft entrar en el difícil sector de los juegos para móviles y expandir su negocio publicitario.