EA retira de las tiendas antiguas entregas de Need for Speed y en verano cerrará sus servidores

Benzo
Electronic Arts ha anunciado vía Reddit que una serie de antiguas entregas de la franquicia Need for Speed han sido retiradas (o lo serán en las próximas horas) de las plataformas de distribución digital y sus tiendas in-game cerradas. Se trata de un movimiento previo a la clausura de los servidores online que se producirá el 31 de agosto, momento a partir del cual los modos multijugador en línea dejarán de funcionar. La campaña seguirá siendo accesible. Todos los títulos afectados por esta decisión tienen diez o más años de existencia y son los siguientes:

  • Need for Speed Carbon (2006)
  • Need for Speed Undercover (2008)
  • Need for Speed Shift (2009)
  • Need for Speed Shift 2: Unleashed (2011)
  • Need for Speed The Run (2011)
“La decisión de retirar juegos nunca es fácil [...] Los equipos de desarrollo y el personal operativo han dedicado mucho tiempo y pasión en el desarrollo, creación, lanzamiento y mantenimiento de estos títulos a lo largo de los años [...]”, dice un representante de EA en Reddit. “Pero el número de jugadores ha llegado a un punto en el que no hace viable el trabajo que requiere mantener en funcionamiento Need for Speed Carbon, Need for Speed Undercover, Need for Speed Shift, Need for Speed Shift 2: Unleashed y Need for Speed The Run”.

Electronic Arts también indica que los recursos que consumen los juegos retirados y que próximamente serán desconectados se invertirán en la nueva entrega de la saga, que recientemente fue retrasada debido a que Criterion Games apoya a DICE en el desarrollo de Battlefield VI.

Es normal que juegos con más de una década de vida a sus espaldas y a los que apenas juega nadie se queden sin servidores, pero cuando además de esto se eliminan de las tiendas porque el editor ha dado por concluido su recorrido comercial, quizás se podría hacer algo más por ellos y la pequeña comunidad que aún tienen. Como apuntan desde Kotaku, existe la opción de liberar el código fuente tanto de los juegos como de los servidores para que los más entusiastas puedan seguir con su desarrollo.

Otra opción es que Electronic Arts, una compañía que el año pasado registró unos ingresos de 5.629 millones de dólares, invierta una ínfima parte en mantener los servidores de estos viejos juegos.