Sony se enfrenta en el Reino Unido a una demanda de 5.745 millones de euros por los precios de la PlayStation Store

Benzo
En agosto de 2022 Alex Neill, una defensora de los derechos del consumidor en el Reino Unido, presentó una demanda contra Sony en nombre de los 8,9 millones de usuarios de PlayStation alegando que compañía japonesa ha abusado de su posición dominante en el mercado al cobrar a sus clientes precios excesivos en la PlayStation Store. La petición asciende a 5.000 millones de libras (5.745 millones de euros). Para que el caso no prosperase Sony alegó que tenía “defectos de principio a fin”, pero el Tribunal de Apelación de la Competencia ha dado el visto bueno para que siga adelante y llegue a los juzgados.

La demanda sostiene que Sony infringe la ley sobre la competencia del Reino Unido y la Unión Europea al abusar de su posición dominante al cobrar precios excesivos en la PlayStation Store. En su presentación, Alex Neill asegura que Sony usa esta posición dominante “para imponer condiciones estrictas a los desarrolladores y editores de juegos”, unos términos que en su opinión permiten a la compañía fijar el precio de los juegos y contenidos digitales y cobrar una comisión del 30 % por cada compra realizada mediante la PlayStation Store.

El resultado de estas prácticas se traduce, según la parte demandante, en “precios excesivos e injustos para los consumidores” y “precios que no guardan proporción alguna con los costes que supone para Sony prestar estos servicios a sus clientes”. En consecuencia, la demanda busca poner fin a esta conducta y que los clientes reciban una compensación.

Si el caso prospera, la cantidad que Sony deberá pagar a los consumidores que formen parte de la demanda colectiva la decidirá el Tribunal de Apelación de la Competencia, pero el equipo de Alex Neill estima que los daños y perjuicios estarían entre los 600 y 5.000 millones de libras. Es decir, entre 67 libras (77 euros) y 562 libras (646 euros) para cada uno de los 8,9 millones de usuarios de PlayStation afectados. A no ser que alguien decida no participar, la demanda colectiva incluye a cualquier persona del Reino Unido que haya comprado juegos o contenido adicional en la PlayStation Store entre el 16 de agosto de 2016 y el 19 de agosto de 2022.

El caso al que se enfrenta Sony en el Reino Unido recuerda al que Epic Games ha presentado contra Google y Apple en Estados Unidos por la comisión del 30 % de Google Play y App Store. Hasta ahora la compañía de Fortnite no ha logrado convencer con sus argumentos. Veremos qué pasa con Sony en el Reino Unido. Para los curiosos, el caso está financiado por Woodsford Litigation Funding, una compañía internacional dedicada a esta labor, y una parte de los honorarios del equipo jurídico está sujeto al éxito de la demanda.