Tráiler de lanzamiento de Narita Boy, una aventura de acción pixel art retrofuturista inspirada en los años 80

Benzo
Ha costado más de lo esperado, pero finalmente ya tenemos entre nosotros a Narita Boy, el primer juego desarrollado por Studio Koba, un equipo de desarrollo independiente afincado en Barcelona. Como testimonio de este lanzamiento tenemos un tráiler donde se indica que el juego ya se encuentra a la venta para PlayStation 4, Xbox One, Nintendo Switch y PC (GOG, Steam) a cambio de 24,99 euros y bajo el sello de Team17. El título también forma parte del catálogo de Xbox Game Pass.

La acción de Narita Boy se desarrolla en un mundo donde un personaje conocido como The Creator ha desarrollado una consola con el nombre de Narita One. El juego estrella y el más vendido es Narita Boy, un título cuyo mundo conocido como Digital Kingdom se conecta con la realidad y uno de sus villanos borra los recuerdos de The Creator. En consecuencia, el programa supervisor llamado Motherboard y sus agentes han activado el protocolo Narita Boy, que pone a los jugadores en el papel del héroe y el portador de la espada Techno-sword.

Para salvar al Digital Kingdom los jugadores deberán luchar contra los corruptos Stallions y explorar todos los rincones de este mundo digital con elementos metroidvania, ambientación retrofuturista y amenazado por un código binario roto.


Narita Boy destaca por su apuesta por los gráficos pixel art, que han sido elegidos tanto por temas de producción como de estética. El juego de Studio Koba tiene como gran objetivo escribir una carta de amor a la década de los 80, así que el pixel art era una decisión fácil. El juego también está repleto de referencias culturales de la época como He-Man, un personaje cuya espada le da el poder y solo le permite destruir a enemigos robóticos, y The Last Starfighter, película donde el protagonista es reclutado por extraterrestres debido a su habilidad como jugador.

“¡Narita Boy está aquí! Ha estado con nosotros por mucho tiempo, en especial desde que lo mostramos por primera vez en la campaña de Kickstarter y nos entusiasma que el resto del mundo pueda experimentar finalmente esta gran aventura retrovania [...]”, dice Eduardo Fornieles, fundador de Studio Koba y director creativo de Narita boy. “Este proyecto nace de nuestra pasión por todos los productos multimedia de nuestra niñez, es muy emocional verlo tomar forma”.