Samsung rompe 24 años de dominio de Intel y se convierte en el mayor fabricante de chips

Alejo I
Finalmente ha sucedido. A pesar de haber tenido un trimestre récord, Intel ha sido destronada por Samsung como mayor fabricante de chips del mundo tras nada menos que 24 años de hegemonía. Así lo señalan el diario The Korea Herald y la agencia de noticias Associated Press en base a los últimos informes financieros, que señalan al gigante de Seúl como la mayor firma de la industria en términos de ventas y beneficios por operaciones.

Conocidas las cifras trimestrales de ambas empresas, la división de semiconductores de Samsung tuvo unos ingresos por explotación de 7.200 millones de dólares sobre unas ventas de 15.800 millones de dólares, mientras que la caja de Intel reflejó un beneficio de 2.800 millones de dólares y una facturación de 14.800 millones. Las cuentas son inapelables.

Intel ha sido el mayor fabricante de semiconductores desde que en 1992 se impuso ante la japonesa NEC. Desde entonces ha dominado el mercado con mano de hierro a pesar de haber tenido que hacer frente a una competencia esporádicamente agresiva en el mercado de la informática personal.

El éxito de Samsung se basa en su fuerte apuesta por la producción de chips de memoria para todo tipo de dispositivos. La firma surcoreana es desde el año 2002 líder en la fabricación de memorias DRAM y NAND, un mercado que prácticamente se reparte junto a la estadounidense Micron y la también coreana SK Hynix. Buena parte de sus ventas están en el mercado informático, aunque ha sido la explosión de la industria telefónica y su insaciable apetito por los chips de memoria para dispositivos móviles los que en gran medida están impulsando su crecimiento.

Según explica Associated Press:

Un suministro ajustado unido a una demanda extremadamente robusta han elevado aún más los precios de los chips de memoria, con los precios medios de los chips de DRAM y flash duplicándose a lo largo del año pasado y llevando a los fabricantes de chips de memoria de Corea del Sur a registrar márgenes de beneficio récord. Ambas Samsung y SK Hynix se espera que presenten este año los beneficios más altos de su historia.

Intel vende un gran volumen de procesadores en el mercado informático, pero su división de memoria tiene una importancia inferior en sus cuentas. Samsung, por contra, apenas tiene presencia como fabricante de procesadores, pero sus chips de memoria (ya sean de almacenamiento o RAM, para ordenadores o para dispositivos móviles) se pueden encontrar en prácticamente todos los segmentos de la industria electrónica.

En cualquier caso, la carrera entre Intel y Samsung está extraordinariamente reñida. Proyecciones citadas por Associated Press cifran en 60.000 millones de dólares las ventas de Intel para todo el año 2017, mientras que las actuales estimaciones para Samsung se sitúan en torno a los 62.600 millones de dólares. Ya veremos cómo quedan las cosas cuando ambas compañías publiquen sus cifras anuales a comienzos de 2018.
Sobre el autor » Alejo I

Cerca de dos décadas escribiendo sobre nuevas tecnologías y cultura popular. Si tiene luces o botones, posiblemente he hablado de ello. EOLiano Gran Reserva.

Más publicaciones de Alejo I »

Avatar de Alejo I