Nintendo NX llegará en marzo de 2017 y Zelda Wii U se retrasa hasta entonces

David Rodriguez
El informe de resultados anuales de Nintendo ya está disponible (el año fiscal de la compañía japonesa se extiende de abril a marzo), y junto con los datos proporcionados por el presidente Tatsumi Kimishima en la reunión para accionistas nos confirma varios aspectos importantes sobre los planes para el futuro de Nintendo.

El primero es la confirmación de la fecha de lanzamiento de la nueva consola, que mantiene su nombre en clave NX y que llegará a todo el mundo en marzo de 2017. Sabíamos que la consola sería lanzada durante el año fiscal 2016, pero muchos analistas esperaban que llegase a tiempo de la campaña navideña, la época del año más rentable para las ventas de videojuegos.

Salvo la nueva fecha no se ha proporcionado ningún detalle sobre la consola, que sigue siendo descrita en el documento oficial como "un concepto totalmente nuevo". Periodistas que asistieron a la reunión han confirmado además que ésta no recibirá atención de la compañía durante el próximo E3 en junio, el cual centrarán (información confirmada desde la cuenta de Twitter europea de Nintendo) en el próximo juego de la serie Legend of Zelda. Una nota de prensa de Nintendo Europa parece confirmar incluso que este título, que se podrá probar durante la feria de Los Ángeles, será el único de Nintendo jugable durante la misma, "para garantizar una completa inmersión" a los asistentes.

Con respecto a este esperado juego llega sin embargo otra de las sorpresas del informe, ya que su lanzamiento, que a fecha de su anuncio se databa en un improbable 2015 y fue después retrasado a un más razonable 2016, ha sido confirmado oficialmente para el año próximo, con una publicación simultánea en Wii U y NX.

Estas dos noticias plantean una situación más complicada de lo esperado para la compañía en cuanto a sus plataformas tradicionales, que afrontan un calendario de lanzamientos para lo que queda de 2016 parco en novedades, en especial en la consola de sobremesa. Hasta la fecha los únicos títulos confirmados para Wii U en este año son Tokyo Mirage Sessions #FE, Mario & Sonic en los Juegos Olímpicos de Río 2016 y Paper Mario: Color Splash. El mismo período para las consolas de la familia 3DS se presenta algo más animado con Yo-Kai Watch, Fire Emblem Fates, el nuevo Kirby, el controvertido Metroid Prime: Federation Force, las dos conversiones de Dragon Quest VII y VIII y los nuevos títulos de Pokémon, Sol y Luna.

Además de estas noticias, los resultados financieros de la compañía para la anualidad que terminó en abril no son en absoluto halagueños: un descenso de ventas netas del 8,2% junto con mayores costes operativos en la compañía han contribuido a una caída del 60% en los beneficios con respecto a la anterior anualidad. En la previsión para el año que termina en marzo de 2017, la compañía espera un crecimiento de los beneficios operativos del 37%, hasta los 45.000 millones, una cifra considerablemente más conservadora que la de 66.000 millones de yenes estimados por los analistas.
Sobre el autor » David Rodriguez

Informático de vocación, micro-empresaurio, y sobre todo apasionado de la música, los videojuegos y la tecnología. Empecé con una Master System y el logo de SEGA aún emociona, pero mantengo fresca la nostalgia de todas las grandes.

Más publicaciones de David Rodriguez »

Avatar de David Rodriguez
Síguelo en