Completado el juego de realidad alternativa de The Binding of Isaac: Afterbirth

David Rodriguez
Cuando el año pasado se lanzó The Binding of Isaac: Rebirth, el remake del original en Flash que acabaría llegando a casi todas las consolas y ordenadores, un personaje secreto fue desvelado después de tan sólo 109 horas por usuarios que rebuscaban entre los archivos del juego, por lo que los desarrolladores vieron como el acertijo que habían preparado para su historia perdía la gracia.

Con la publicación hace dos semanas de una nueva expansión, llamada Afterbirth, el diseñador del juego Ed McMillen se aseguró de que no se repitiese la misma situación, preparando un elaborado plan que finalmente ha dado su fruto después de una búsqueda que ha precisado de muchas horas de juego, pero también de llamadas a un misterioso contestador automático, la traducción de varios mensajes en clave e incluso la exhumación de una figurita.


El tráiler de lanzamiento de la expansión

Todo comenzó cuando los jugadores descubrieron que al completar el nuevo modo de juego "avaricia", la "máquina de donaciones" que permite emplear las monedas sobrantes para desbloquear nuevo contenido se bloqueaba no aceptando más de 109 unidades. Catalogando este fenómeno como bug, se publicaba un parche (a las 109 horas del lanzamiento) que lo corregía e introducía un nuevo logro, "generosidad". Algunos jugadores habían descubierto mientras tanto que un ítem llamado "Dinero = Poder" que mostraba una anomalía en el inventario (llegando a leerse la frase "¿Dónde estás?" superpuesta sobre él) era de hecho el número 109 del código.

Después de varias pistas de McMillen confirmando el buen rumbo de la investigación, el icono del logro "generosidad" en Steam fue actualizado al obtenerlo un cierto número de jugadores con lo que podría pasar por un gráfico genérico pero que de hecho producía una serie de números al considerar su sucesión de puntos y espacios en blanco. Una vez traducida al ASCII se convertía en un identificador de imgur.com, con la imagen de 109 por 109 píxeles mostrando al personaje secreto anterior, "The Lost", y una serie de pistas que acabaron por apuntar a la película de vampiros de los 80 "The Lost Boys" y a través de ella a una localización real en Santa Cruz.

Imagen

Este cartel de persona desaparecida con nuevas pistas acabó por proporcionar un número de teléfono en el que una grabación parcialmente invertida decía "Hola, Isaac, soy tu padre; sé lo que has venido a buscar, pero debo oír cómo me lo pides". Las varias preguntas que probaron los jugadores, incluyendo la de "¿dónde estás?" sugerida antes no parecían dar su fruto, pero al día siguiente el mensaje cambiaba a otro considerablemente más críptico. Las pistas "frío/caliente" del desarrollador en Twitter concluyeron cuando un usuario convirtió la primera letra de cada palabra del mensaje en un juego de coordenadas GPS que correspondían al edificio 109 de una calle en Santa Ana.

En la localización encontraron un póster con citas de la Biblia e ilustraciones, pero también unas monedas en el suelo marcando la tumba de una figurita que representa al enemigo final "Avaricia" (la que podéis ver en la cabecera), apuntando a una cuenta en Twitter a la que los propios investigadores debieron "dar voz" tuiteando desde ella preguntas relacionadas con el misterio. A continuación los desarrolladores subían una imagen confirmando el desbloqueo por parte de la comunidad de "algo oculto", y finalmente actualizaban el juego con un nuevo personaje jugable dando por concluida la aventura.

En definitiva, una historia (que no tanto noticia) atípica pero que parece coherente en el contexto de ese juego cargado de aspectos oscuros y dobles interpretaciones que es The Binding of Isaac. Aunque no deja de poder ser considerada como una maniobra publicitaria, su carácter relativamente original y de bajo coste le confiere tal vez una cercanía mayor que otras campañas de promoción multimillonarias.
Sobre el autor » David Rodriguez

Informático de vocación, micro-empresaurio, y sobre todo apasionado de la música, los videojuegos y la tecnología. Empecé con una Master System y el logo de SEGA aún emociona, pero mantengo fresca la nostalgia de todas las grandes.

Más publicaciones de David Rodriguez »

Avatar de David Rodriguez
Síguelo en