Ya disponible Hard West 2, un juego táctico por turnos protagonizado por una banda de forajidos

Benzo
Good Shepherd Entertainment, un sello editorial propiedad de Devolver Digital, ha mostrado el tráiler de lanzamiento de Hard West 2, un juego táctico por turnos que desde hoy se encuentra disponible para PC a través de Steam y GOG.com por 24,99 euros. La primera entrega de la saga fue desarrollada por el estudio polaco CreativeForge Games, pero esta segunda parte ha quedado en manos de sus compatriotas de Ice Code Games.

Hard West 2 tiene como protagonista a Gin Carter, un conocido forajido que se pone como objetivo asaltar el legendario Ghost Train cargado de oro federal. Gin no tarda en reunir una banda de bandidos, algunos con armas y otros con diversos poderes sobrenaturales, pero cuando aborda el tren se da cuenta de que está maldito y es él quien termina siendo la víctima. El demonio ha robado su alma y ahora debe liderar a su pandilla de forajidos para recuoerarla.


La banda está compuesta brujas y forajidos armados, cada uno con sus propias habilidades y estilo de juego. Cada uno de los bandidos puede mejorar sus prestaciones. Ahí es donde entra la baraja de cartas con la que se pueden crear manos de póker para equipar a los forajidos con armas más potentes, explosivos o amuletos. Crear sinergias entre ellos será una de las claves para realizar ataques más potentes y controlar el campo de batalla durante los combates por turnos en los diferentes escenarios del oeste americano.

Una de las mecánicas de Hard West 2 a tener en cuenta es la Bravata, una habilidad que tienen todos los forajidos y que se activa después de acumular bajas. Este movimiento ofensivo recupera los puntos de acción y acaba con cualquier enemigo. En caso de encadenar asesinatos con estilo se puede alargar la racha. Por otro lado, los jugadores deben tener en cuenta que son los líderes de una banda. Tomar decisiones correctas dará puntos de lealtad y nuevas habilidades para los compañeros más fieles, pero en caso de elegir mal su compromiso con la causa podría desvanecerse.