Sony trata a Destiny "como si fuera un lanzamiento first-party"

Ricardo Cambre
Con Destiny recién estrenado en PS3, PS4, Xbox 360 y Xbox One, Sony ha echado leña a la guerra comercial librada con Microsoft alrededor del título de Bungie. El jefe de Sony UK, Fergal Gara, ha asegurado en una entrevista con Eurogamer que su compañía está manejando el FPS multiplataforma como si fuera un juego first-party exclusivo de PlayStation.

"Lo estamos tratando, a todos los efectos de forma interna, como si fuera un lanzamiento first-party", comenta Gara. "Estamos abrazándolo por completo en todos los niveles de la organización. Es un proyecto especial e importante, y tiene el poder de lanzarse para Navidades. Es de enorme importancia".

Sony ha conseguido afianzar un trato conjunto con Activision para promocionar Destiny de forma exclusiva. Este acuerdo abarca el lanzamiento de contenidos temporalmente exclusivos para sistemas de Sony, incluyendo un pack del título con la consola PlayStation 4.

Microsoft UK desafiaba recientemente este acuerdo con un "no anuncio" de Destiny que mostraba una fragancia con el mismo nombre que el videojuego. La web de la maniobra de marketing (ya retirada) reconocía que "no tenemos permiso para publicar anuncios del juego. Así que no lo hemos hecho. Gracias por oleros que había algo raro".

Gara explica que Sony considera a Destiny como un vendedor de consolas, y se enorgullece de haber conseguido un acuerdo de "exclusividad" con Activision a estas alturas del año: "Llega en buen momento y de forma temprana en la temporada. La gente se comprará una nueva consola y después querrán más juegos para jugar en ella. Realmente impulsa el mercado para nosotros, así como para los distribuidores y las editoras".

El jefe de Sony UK también ha revelado a la revista MCV que PlayStation 4 ha superado el millón de unidades vendidas en Reino Unido. No obstante, Eurogamer señala que Xbox One casi ha alcanzado la cifras de ventas de PS4 en esa región, lo que aumenta todavía más la importancia de la campaña de Navidades.
Fuente: Eurogamer