Los escándalos financieros alcanzan a los videojuegos

Alejo I
En el último peldaño hacia el descalabro bursatil, el gigante Vivendi Universal, propietario de Sierra y Blizzard (entre otras muchas compañías relacionadas y no relacionadas con los videojuegos) ha visto caer un escalofriante 40% de su valor en la bolsa (unos 10.000.000.000 de €) tras un nuevo escándalo relacionado con las auditorías de Arthur Andersen, que como recordaréis se encontraba detrás de los recientes fiascos de Enron y WorldCom.

Como afectará a sus compañías filiales está todavía por ver.