Alemania debatirá sobre los juegos violentos

Benzo
Tragedias como las de Winnenden hicieron que el pasado mes de junio 16 ministros del interior de los estados federales de Alemania pidiesen al gobierno una prohibición a la distribución, venta o desarrollo de juegos violentos donde el objetivo principal es matar de forma realista a personas o someterlos a tratos crueles.

Los usuarios alemanes están ya acostumbrados a prohibiciones o censuras en títulos algunos de ellos muy esperados como pudiera pasar con Gears of Wars (1 y 2) Dead Space, Crackdown o Dead Rising donde los títulos directamente no se distribuyen o lo hacen de forma anómala pudiéndose ver sangre verde.

Ante la petición de los ministros, los usuarios se movilizaron y empezaron una petición en la misma web del gobierno alemán para que la medida se debatiese. Todo y que la petición no termina hasta el 19 de agosto, ya se han superado con creces las 50.000 firmas (apunto de llegar a las 65.000 ahora mismo) para que como mínimo la petición entre en debate atisbando así un rayo de luz a aquellos que quieren jugar o desarrollar libremente cualquier juego. La petición también reclama que Alemania se integre plenamente al sistema europeo PEGI.

Esto no garantiza ninguna reforma en la ley, solo que exista un debate dentro del parlamento alemán, pero si todo sigue como está planteado la ley se aprobará en septiembre. Si finalmente esta fuera aprobada tal y como esta pensada hoy en día, además de prohibir la venta de algunos videojuegos, obligaría a algunos estudios según que título desarrollasen ha abandonar el país.

Alguno pensara ¿que relación tiene un juego con una matanza por parte de un perturbado experto y enamorado del armamento que tiene un padre que cuenta con un arsenal de mas de 16 armas?
Fuente: Gamezine