Meta venderá Giphy siguiendo las órdenes de la autoridad de competencia del Reino Unido

Benzo
Hace dos años Facebook, ahora Meta, anunció la compra del sitio de GIF Giphy a cambio de 400 millones de dólares. Como manda la tradición (y la ley) la operación estaba sujeta a la aprobación de los reguladores como la Autoridad de Mercados y Competencia del Reino Unido (CMA, por sus siglas en inglés), que ha decidido bloquear la adquisición. Después de la apelación perdida, la única salida que la CMA ha dado a Meta ha sido vender Giphy, orden que la compañía acata.

"Estamos decepcionados por la decisión de la CMA, pero aceptamos el fallo de hoy como la última palabra”, dice Matthew Pollard, portavoz de Meta, en declaraciones a The Verge. Ahora la tecnológica traspasará Giphy a una compañía que deberá ser aprobada por la CMA. En ocasiones estas órdenes de desinversión se cumplen deshaciéndose de la parte internacional, pero Meta ya ha confirmado que en este caso se aplicará a nivel mundial. Se desconoce a quién venderá Giphy ni si sus propietarios encontrarán una oferta que iguale la de Meta.

El regulador británico ordenó a Meta vender Giphy en noviembre del año pasado, pero la compañía recurrió la sentencia. Hoy la CMA ha comunicado que Meta ha fallado en 5 de los 6 motivos impugnados y solo le ha dado la razón en un motivo procesal relacionado con el intercambio de información confidencial de terceros.

La CMA ha decidido bloquear la compra de Giphy al considerar que el acuerdo “reduciría significativamente la competencia en dos mercados”. En opinión del regulador, la adquisición eliminaría a un competidor potencial en el mercado británico de los anuncios gráficos, y al mismo tiempo le daría a Meta la capacidad de aumentar aún más su poder de mercado en las redes sociales. “La única forma de abordar esto es mediante la venta de Giphy”, dice Stuart McIntosh, presidente del grupo de investigación independiente.

Durante las pesquisas la CMA descubrió que Giphy estaba desarrollando sus propios servicios de publicidad en lugar de usar los de Meta. Esto supone un problema si tenemos en cuenta que la compañía de Mark Zuckerberg controla aproximadamente la mitad del mercado de los anuncios gráficos del Reino Unido. Respecto al control de las redes sociales, basta con decir que Meta es la matriz de Facebook, Instagram y WhatsApp, tres plataformas que reúnen a más de 3.500 millones de usuarios cada mes.

La CMA es el mismo regulador que ahora mismo está investigando la compra de Activision Blizzard por parte de Microsoft.
Fuente: The Guardian