Huawei desvela el Mate 10, sumergible, con diseño todo pantalla e inteligencia artificial

Alejo I
Huawei renueva su buque insignia para enfrentarse con los mejores teléfonos móviles del momento. Recién desvelado en un evento que ha tenido lugar en Múnich, la firma china ha dado a conocer el nuevo Mate 10, un teléfono de grandes dimensiones que tendrá tres versiones distintas y cuenta entre sus atributos algunas de las prestaciones más habituales en el segmento en el que compite, pero también funciones de inteligencia artificial movidas por un hardware específico.

Obvio sucesor del Mate 9, el nuevo Mate 10 se ofrecerá con pantallas de 5,9 en su versión base y de 6 pulgadas en los modelos Pro y Porsche Design, edición última que trata de posicionarse como un producto de muy alta gama.

Imagen

En todos los casos la pantalla se extiende hasta los márgenes laterales del dispositivo, pero así como el modelo pequeño emplea un panel LCD, las versiones de mayor tamaño se decantan por la tecnología OLED. También tienen curiosamente una resolución ligeramente más pequeña. Como detalle curioso, ninguno de ellos presenta esquinas redondeadas (tan de moda últimamente).

La ficha técnica de la gama es la siguiente:
  • Pantalla LCD 2560 x 1440 de 5,9 pulgadas (Mate 10) u OLED 2.160 x 1080 con 6 pulgadas y HDR (Mate 10 Pro/Porsche Design)
  • Procesador Kirin 970
  • 4/6 GB de RAM
  • 64/128/256 GB de almacenamiento
  • Cámara trasera de 12/20 MP (estabilizada, f/1.6)
  • Resistencia a polvo y agua IP67 (Mate 10 Pro)
  • Batería de 4.000 mAh con carga rápida
  • USB-C
  • Lector de huellas dactilares
  • IR Blaster (Mate 10 Pro)

Una vez más Huawei ha recurrido al especialista alemán Leica para diseñar la cámara de fotos y su aplicación. El hardware utilizado es nuevo, con un sensor RGB de 12 megapíxeles y otro monocromo de 20 megapíxeles que no solo captura información de profundidad para generar un efecto bokeh, sino que permite tomar imágenes en blanco y negro sin procesamiento añadido (y si modelos anteriores de Huawei sirven de precedente, con una calidad muy elevada).

La batería también es notable, con una capacidad de 4.000 mAh y carga rápida. Se instala en un chasis con certificación IP67 (en el caso del Mate 10 Pro) y un llamativo acabado vítreo que en el caso del modelo Porsche Design posee una terminación "diamante negro". Como detalle curioso, el Mate 10 posee el lector de huellas dactilares en la parte frontal, mientras que el resto lo integran en la trasera.

La versión Pro/Porsche Design no posee minijack de 3,5 milímetros, por lo que los auriculares deberán conectarse con el adaptador USB-C suministrado.

Imagen

Rival del Galaxy S8, el Mate 10 posee una característica compartida con el teléfono de Samsung: la capacidad de utilizar el teléfono como si fuera un ordenador.

Imagen

Este elemento básicamente permite conectar un teclado, un ratón y un monitor al dispositivo, mostrando un escritorio basado en Android que puede cumplir las funciones básicas de un PC en caso de necesidad. El elemento diferenciador es que esta función no requiere de una base de expansión, sino que se realiza a través de un conector USB-C (reduciendo así el número de cables, pero requiriendo un monitor compatible).


Hardware específico para labores de IA

Imagen

Un elemento interesante del Mate 10 es que incorpora hardware de procesamiento de inteligencia artificial dedicado. Su nuevo chipset Kirin 970 no solo incorpora la primera GPU Mali-G72 MP12, sino que también posee una NPU (Neural Network Processing Unit) que permite adaptar algunas funciones del teléfono de forma automática. Según señala Huawei, el Mate 10 incorpora varias funciones asistidas por inteligencia artificial y que sacan partido a este hardware.

Una de las posibilidades brindadas por la NPU es la optimización del rendimiento del teléfono. El Mate 10 es capaz de predecir el uso de las aplicaciones instaladas para reducir el consumo dependiendo de la hora del día o sacar el máximo rendimiento a su procesador, asistiendo en la traducción de textos capturados con la cámara.

Imagen

Hablando precisamente de la cámara, la NPU de Huawei tiene ahí un par de usos innovadores. La inteligencia artificial del Mate 10 es supuestamente capaz de generar efectos de desenfoque (bokeh) más finos y de mayor calidad, pero también de configurar la aplicación para sacar automáticamente la mejor foto.

El teléfono no es únicamente capaz de medir factores como la iluminación ambiental, sino que reconoce objetos y escenas, modificando los parámetros de la cámara sin intervención por parte del usuario. Según Huawei, el rendimiento esta característica mejorará cuanto más se use.

Imagen

El Huawei Mate 10 ha sido pensado como un producto de gama alta y sus precios así lo reflejan. No obstante, sus tarifas de lanzamiento serán ligeramente más asequibles que las de sus rivales directos, con la excepción del más lujoso Porsche Design. Sus datos de disponibilidad son los siguientes:

  • Huawei Mate 10 64 GB + 4 GB: 699 euros (finales de octubre)
  • Huawei Mate 10 Pro 128 GB + 6 GB 799 euros (mediados de noviembre)
  • Huawei Mate 10 Porsche Design 256 GB + 6 GB: 1.395 euros (mediados de noviembre)

Sobre el autor » Alejo I

Cerca de dos décadas escribiendo sobre nuevas tecnologías y cultura popular. Si tiene luces o botones, posiblemente he hablado de ello. EOLiano Gran Reserva.

Más publicaciones de Alejo I »

Avatar de Alejo I