Star Wars: Hunters, un juego competitivo de combates, estará disponible el 4 de junio

Benzo
Los retrasos han marcado el desarrollo de Star Wars: Hunters, un juego que fue anunciado en 2021. Finalmente parece que Zynga y los desarrolladores NaturalMotion y BossAlien se encuentran en disposición de anunciar la fecha de lanzamiento de este título free-to-play, que estará disponible el 4 de junio para Nintendo Switch y dispositivos con iOS y Android.

Dentro de la línea del tiempo de Star Wars, Star Wars: Hunters queda situado tras la caída del Imperio Galáctico y transporta a los jugadores hasta Vespaara, un planeta situado en el Borde Exterior y en cuyo polo sur no conocen la luz del sol. En esta región que vive en un ocaso eterno se disputan combates en una arena sobre la cual se instala la nave Hutt, una estructura que flota sobre el coliseo. Los gladiadores que se miden en la arena de Vespaara lo hacen en diferentes campos de batalla, llegan desde todas las partes de la galaxia y cada uno de ellos tiene su propia táctica, clase (daño, apoyo y tanque) y habilidades.


Los modos de juego que ofrecerá Star Wars: Hunters son los siguientes:

  • Reyerta de escuadrones: el primer escuadrón que logre 20 eliminaciones gana.
  • Control dinámico: los equipos compiten por controlar un punto que va rotando.
  • Control dominante: los escuadrones tienen que controlar la mayoría de los puntos del campo de batalla y defenderlos.
  • Trofeo en Lid: dos equipos compiten por mantener en su posesión a TR0-F33, el droide trofeo. El primer escuadrón que llegue al 100 % gana la partida.
Respecto a los campos de batallas, cada uno de ellos evoca lugares emblemáticos de Star Wars, como Tatooine, Hoth y Endor, mientras que los contendientes pueden ser personajes ya conocidos u originales que van desde cazarrecompensas a héroes de la Rebelión pasando por soldados de asalto imperiales. En la lista de confirmados tenemos a Rieve, J-3DI, Zaina, Sentinel, Imara Vez, Grozz, Slingshot, Diago Velaar, Charr, Skora, Sprocket, Utooni y Arantal.

Zynga, una compañía por la que Take-Two pagó 12.700 millones de dólares, es ampliamente conocida en el sector móvil y con Star Wars: Hunters mantendrá esta tradición, pero con la versión de Nintendo Switch pondrá un pie en las consolas.