Nueva ofensiva de la RIAA

jiXo
A pesar de que los proveedores de internet estadounidenses no estén obligados ya a revelar los datos de sus clientes sin una orden judicial (noticia anterior) la industria discográfica no ha retrocedido, sino todo lo contrario. La RIAA acaba de presentar 532 demandas nuevas contra usuarios que compartían una media de 800 canciones, pero en esta ocasión en las denuncias no figuran los nombres de los demandados, sólo sus IPs. Crucemos los dedos para que alguna corresponda al hijo de algún político republicano, o mejor aún de algún directivo de la propia RIAA.