Dragon’s Dogma: Dark Arisen llegará a Nintendo Switch el 23 de abril

Benzo
Capcom ha abierto el baúl de los recuerdos para rescatar Dragon’s Dogma: Dark Arisen, que el 23 de abril de 2019 estará disponible para Nintendo Switch a cambio de 29,99 dólares. La llegada del ARPG de mundo abierto a la consola híbrida se produce siete años después de su aterrizaje en PlayStation 3 y Xbox 360. También hay una versión para Windows PC a la venta en Steam desde 2016.

En Dragon’s Dogma: Dark Arisen los jugadores viajan hasta el mundo abierto de Gransys para ponerse en la piel de un aventurero que puede adoptar hasta nueve vocaciones diferentes, cada una con sus respectivas habilidades. También tiene a su disposición armaduras que pueden subirse de nivel y mejorarse. Para no sentirse solo Dragon’s Dogma: Dark Arisen cuenta con un sistema que permite reclutar a hasta tres unidades controladas por la IA y conocidas como peones, que pueden entrenarse para adaptarse a un estilo de juego y usar determinadas habilidades para completar desafíos.


Como indica su nombre, esta edición de Dragon’s Dogma incluye todo el contenido adicional disponible, así como la expansión Dark Arisen que aumenta las opciones de personalización y añade todo un mundo subterráneo repleto de monstruos. Además, se conservan las opciones multijugador para que los jugadores puedan compartir en línea sus peones. Se trata de una función que no requiere estar suscrito a Nintendo Switch Online.

Capcom también destaca que Dragon’s Dogma: Dark Arisen para Nintendo Switch cuenta con una interfaz totalmente renovada y que por primera vez la serie Dragon’s Dogma se podrá jugar en una consola portátil y de sobremesa.