Cat anuncia el S61, un teléfono con cámara térmica, medidor de distancias láser y sensor de aire

Alejo I
El Mobile World Congress ya está a la vuelta de la esquina. Y con él comienza a llegar todo un torrente de teléfonos realmente curiosos, porque no todo en la feria de Barcelona van a ser buques insignia enfundados de vidrio templado o móviles baratos. Una de las firmas con presencia en este evento es Cat Phones, que en esta edición presentará el S61, un móvil reforzado con unas prestaciones de todo menos habituales.

Hay que decir que técnicamente Cat Phones no es un fabricante al uso. Caterpillar, el conocido fabricante de maquinaria pesada, decidió hace unos años licenciar su marca a otras compañías para llegar a otro tipo de clientes, y desde entonces una firma británica llamada Bullit Group ha estado diseñando sus teléfonos con bastante acierto (Bullit también presentará en el MWC un interesante teléfono para montañistas con el sello de Land Rover, pero no lo tocaremos por ahora).

Imagen

Cámara térmica FLIR y sensores avanzados para profesionales

Regresando al teléfono, el S61 es como su nombre indica el sucesor del S60, un teléfono que acaparó portadas al incluir una cámara térmica fabricada por FLIR. Totalmente desconocida por el gran público, FLIR es una firma estadounidense muy implicada en el desarrollo de sistemas de visión térmica y nocturna para clientes industriales y militares. El S61 continúa esta alianza y eleva la resolución de la cámara térmica de VGA a HD, mejorando a su vez el rango de temperaturas hasta los 400 ºC.

Además de esta singular cámara, el S61 incorpora otras características únicas. Entre ellas podemos contar un medidor de distancias láser con un alcance máximo de 10 metros. El software del teléfono permite guardar acotaciones en las fotografías capturadas por la cámara convencional e incluso calcular áreas.

Por último, Bullit ha integrado un sensor de calidad del aire para interiores. Diseñado por Sensirion, este elemento alerta de la presencia de compuestos orgánicos volátiles como los emitidos por disolventes para evitar intoxicaciones, pero también proporciona mediciones de humedad y temperatura.

Imagen Imagen Imagen Imagen

El resto de la ficha técnica del S61 es notable, quedando configurada de la siguiente forma:

  • Pantalla IPS de 5,2 pulgadas Full HD con Gorilla Glass 5 compatible con guantes y dedos húmedos
  • Snapdragon 630
  • 4 GB de RAM
  • 64 GB de almacenamiento (ampliables)
  • Cámara trasera convencional de 16 MP con vídeo 4K
  • Cámara térmica FLIR Lepton -20 ºC a 400 ºC
  • Cámara delantera de 8 MP
  • Medidor de distancias láser a 10 m
  • Sensor de calidad del aire
  • NFC
  • Funcionamiento entre -30 ºC y 64 ºC
  • Medidas: 150 x 76 x 13 mm (peso por determinar)
  • Batería de 4.500 mAh con carga rápida

Como buen teléfono Cat, el S61 cuenta con un chasis de aluminio fundido reforzado. Puede resistir inmersiones a 3 metros de profundidad durante una hora gracias a su protección IP68 y la certificación militar MIL Spec 810G implica que puede resistir "repetidas caídas" sobre una superficie de hormigón desde una altura de 1,8 metros, así como la presencia de niebla salina. Asimismo, la pantalla se puede utilizar con guantes.


Cat señala que el S61 es un dispositivo particularmente útil para profesionales de gremios dada su capacidad para detectar fugas de calor y frío en sistemas de calefacción o aire acondicionado, el medidor de distancias láser y su sensor de calidad del aire, pero lo cierto es que el S60 original encontró una muy buena acogida entre los usuarios que quieren un teléfono extraordinariamente robusto con unas prestaciones únicas.

El Cat S61 estará disponible en el segundo trimestre de este año a un precio de 899 euros.
Fuente: Cat