Artículo: Marketing deshonesto, embargos y reservas, un trío peligroso

1, 2, 3, 4, 514
David Rodriguez
MegaAdicto!!!

Staff
3.283 mensajes
desde ene 2015
The Order: 1886 ya está a la venta, las críticas han sido publicadas y tal vez, sin sorprender a muchos, los resultados no son halagadores. Este no es un artículo sobre la calidad del título de Ready at Dawn u otros (o sobre su longitud, de eso ya hemos hablado), este artículo trata sobre cómo la relación entre la mecánica de las reservas, los embargos de prensa y la mala fe de la maquinaria de marketing perjudican seriamente a los jugadores y por extensión a la naturaleza misma de nuestra afición favorita.

El primer factor: el marketing deshonesto

El marketing es una pieza clave de la industria del videojuego. Empiezo con esa frase para no pretender negar la importancia que este aspecto tiene en el desarrollo y distribución de entretenimiento digital. El marketing sirve para que las buenas ideas y los esfuerzos genuinos lleguen a ser conocidos por el público susceptible de disfrutarlos y financiarlos, y en incontables ocasiones hemos visto como descuidos en la asignación de recursos a este aspecto han dejado en el olvido grandes títulos, potencialmente limitando también el futuro desarrollo de otros. En este contexto, parafraseando al habitual refrán, el videojuego no sólo tiene que ser bueno, sino parecerlo, e inevitablemente eso implica el tratar de venderlo al jugador desde el principio del ciclo de desarrollo.

Por otra parte, el marketing deshonesto no es difícil de identificar y aislar, y el nivel de competencia existente en el mercado no debería de ser excusa para su utilización. No es nada nuevo en nuestro mundillo, ni exclusivo del mismo (¿cómo seguir confiando en los trailers de cine?), pero las particularidades de nuestro medio hacen que sea simultáneamente más fácil y más perjudicial la aplicación de estas técnicas. Más fácil porque a la edición creativa de materiales y a las promesas vagas o directamente subjetivas se unen métodos específicos como la clásica presentación de metraje prerenderizado como si se dibujase en tiempo real (afortunadamente ya menos habitual en la actual generación), o la exhibición de demos (esas vertical slices antaño confinadas a las reuniones entre profesionales) a las que el producto final acaba no haciendo justicia. ¿Y por qué más perjudicial? La respuesta está en su relación con los otros dos factores.


La famosa demo de Watch Dogs en el E3 2012

El segundo: las restricciones a la prensa

A estas alturas supongo que casi cualquier visitante habitual de nuestra página tiene claro en qué consisten los review embargo o embargos de prensa a los que se someten las publicaciones sobre videojuegos (sin que sea una práctica exclusiva de este campo), pero por si acaso definiré el proceso brevemente:

Para poder realizar su trabajo de analizar y valorar videojuegos, las publicaciones (tanto online como tradicionales) reciben de distribuidoras y estudios copias de los títulos, normalmente antes de su puesta en producción. Aparentemente resulta habitual (me ha sido difícil encontrar datos consistentes respecto a la frecuencia y antigüedad de esta práctica, os agradecería cualquier información de primera mano en los comentarios) que junto con el videojuego se incluyan una serie de directrices, que pueden abarcar desde la petición de que determinados elementos de la trama sean omitidos o un enfoque sugerido para alguna característica, hasta el elemento que nos ocupa: la fecha exacta antes de la cual el análisis no debe ser publicado. Lo habitual es que este último elemento tenga carácter legal o al menos implícitamente vinculante, por lo que la rotura del embargo supondría una pérdida de confianza de la distribuidora, que se reservaría el derecho a no proporcionar futuras copias prelanzamiento, privando de forma efectiva a la publicación de su principal medio de atracción de lectores.

La justificación lícita de esta práctica se encuentra en el razonamiento de que establecer un período razonable entre la puesta a disposición de estas copias y la publicación de sus análisis evita que los críticos compitan a la desesperada por ser los primeros en emitir un veredicto, escribiendo artículos superficiales que busquen los primeros y jugosos clics del público. Otro motivo esgrimido en los títulos con un componente multijugador importante es la necesidad de esperar a que los servidores del juego estén razonablemente poblados para que los analistas obtengan una experiencia representativa de la del usuario final.

Imagen
Assassin's Creed: Unity y algunos de sus preorder bonus

Este último argumento ha sido el escogido para la justificación de embargos particularmente representativos como los de Destiny o Assassin's Creed: Unity, que directamente no sería levantado hasta 12 horas después de su puesta a la venta. Aunque la sonora recepción de este último título atrajo la atención sobre el proceso e incluso provocó que algunas populares publicaciones tomasen la resolución de rechazar los embargos con fecha posterior al lanzamiento, volviendo al título de la cabecera, las dieciséis horas de diferencia entre la supresión del embargo y el lanzamiento de The Order: 1886 no parecen suficientes (bromas sobre su duración aparte) para limitar los efectos perniciosos de esta técnica.

Y el tercer factor: las reservas

¿Qué tienen de bueno las reservas de videojuegos? Al menos dos respuestas rápidas (y tal vez algo ingenuas) se presentan como obvias: favorecen a las distribuidoras que pueden predecir las unidades necesarias para cada mercado y mejorar sus condiciones comerciales, y favorecen a los usuarios que pueden estar tranquilos sabiendo que tendrán el juego desde el momento mismo de su lanzamiento (particularmente relevante en el caso de incorporar elementos competitivos online). ¿Cuándo las reservas se convierten en algo malo? En relación con los dos primeros puntos, cuando la campaña de marketing del videojuego ha absorbido los recursos que debieran haber sido empleados en su desarrollo, y la prensa está amordazada hasta el momento en el que es demasiado tarde para echarse atrás. El jugador acaba no sólo insatisfecho pagando por un producto inferior al esperado, sino siendo utilizado para alimentar un mecanismo dañino: ¿qué condicionará más las futuras campañas de la distribuidora, las buenas ventas del primer día o las malas críticas del segundo?

Como apuntábamos al principio, este peligroso ciclo no sólo perjudica al jugador: los desarrolladores con recursos de marketing más limitados y que no adoptan estos mecanismos se enfrentan a una desventaja injusta en su intento de optar a los (finitos) euros del jugador, y a la dureza que pueden alcanzar las críticas, particularmente las de usuarios (y especialmente cuando hablamos de exclusivas de plataforma). Por otra parte, junto con otras sombras más o menos recientes de nuestro mundillo (modelos de cobro abusivos, compromisos éticos en la prensa, discriminación...), el aspecto negativo de este conjunto de factores contribuye a empeorar la imagen de nuestro pasatiempo favorito y a limitar su atractivo en lugar de universalizarlo.

¿Hay algo que podamos hacer para romper este ciclo? Dado que la mayoría no podremos ejercer un cambio directo sobre los excesos del marketing o mejorar las condiciones de trabajo de las publicaciones, queda un único factor sobre el que actuar: varias voces populares recomiendan limitar nuestra compra anticipada a sólo los títulos que merezcan nuestra plena confianza, desconfiar de los contenidos adicionales exclusivos añadidos como reclamo, especialmente cuando sepamos de la existencia de un embargo de prensa particularmente ajustado, y tratar en general de evitar nuestra participación en la manipulación mediática.

Por supuesto, ninguna solución es perfecta o universal y posturas opuestas pueden encontrar fácilmente justificaciones: la importancia de apoyar a los desarrolladores mediante las reservas, la no siempre confiable naturaleza de los análisis publicados frente a la experiencia personal, la escapatoria que ofrece la reventa de un título reservado si resulta insatisfactorio... motivos todos para que cualquier decisión al respecto deba ser totalmente personal.

¿Qué opináis sobre esta situación? ¿Creéis que su importancia es menor que la que le he conferido, o que sólo se trata de la punta de un iceberg de decepción con la industria? ¿Qué os hace confiar en un videojuego lo suficiente como para reservarlo? ¿Se os ocurre alguna solución para el problema de las restricciones de prensa? ¿Demasiado ocupados con Sir Galahad como para contestar?

Muchas gracias por vuestra participación y por vuestras valoraciones de los artículos, buen fin de semana, ¡y nos vemos en los comentarios!
DarkDNB
MegaAdicto!!!
992 mensajes
y 1 foto
desde nov 2007
en Drum & Bass City
no toda la culpa es de los demas,reservar algo que no sabes seguro si te va a gustar ya que solo has visto videos/imagenes y no lo has probado con tus manos es correr riesgo por que quieres
nickette
Habitual
67 mensajes
desde mar 2006
en España
Editado 1 vez. Última: 21/02/2015 - 13:45:14 por nickette.
jeje. Muy bien David. Cuantas veces me parece que somos Dummies Beta Testers. Y e nuevo volvemos al tema de juegos incompletos. Y lo malo es cuando lo que te falta del juego que has comprado lo empaquetan en vez de en un parche gratuito en una DLC de pago [+furioso]

actualizacion: ahora que lo pienso esta moda de sacar cosas antes de tiempo y que el publigo haga de beta tester la empezo hace muchos años (2001) Microsoft con el Windows XP, que hasta el SP1 no empezo a tomar color.
Los embargos de reviews son un cáncer. Si tu producto es los suficientemente bueno, no debería preocuparte las opiniones de la crítica.

Pero el caso es que siempre se habla de los videojuegos como un simple método de entretenimiento, cuando es una de las mayores industrias del mundo. Mueven miles de millones al año y mantienen millones de puestos de trabajo directos e indirectos. El usuario puede llorar y patalear todo lo que quiera en un foro pero las compañías no pueden arriesgar con sus productos, no es cuestión de que no se hagan juegos por al amor al arte, es que ese juego tiene que general los suficientes beneficios para pagar muchas infraestructuras y a muchas personas. De ahí todos los problemas derivados que se comentan en el artículo, tanto marketing, como embargos y las reservas.

También está claro que muchas compañías se acaban aprovechando del usuario por lo comentado anteriormente, y éste no es capaz de saber realmente lo que está comprando hasta el momento de darle al play.
No lo había pensado, pero una cosa buena que tiene el comprar los juegos digitalmente es que sabes que siempre van a haber copias disponibles, por lo cual puedes esperar a reviews y si ves que la cosa ha salido bien comprar y descargar el juego en pocas horas sin temor a que se haya agotado :)
Elm1ster
MegaAdicto!!!
12.484 mensajes
desde abr 2008
Lo del marketing deshonesto en esta industria alcanza niveles escandalosos, pero lo gracioso es que la gente siga picando juego tras juego.
elgromer
Adicto del copón!!!!
3.024 mensajes
desde sep 2009
Elm1ster escribió:Lo del marketing deshonesto en esta industria alcanza niveles escandalosos, pero lo gracioso es que la gente siga picando juego tras juego.

Estoy de acuerdo, sólo puntualizar que cada uno se gaste el dinero cuándo quiera y en lo que quiera pero que luego no se eche las manos a la cabeza si a la industria le das la mano pero te coge el brazo.
Asashi
MegaAdicto!!!
1.833 mensajes
desde ene 2002
en Sevilla
Mi colega habia reservado el the order y como sony te deja cancelar un dia antes la reseva digital pues lo hizo jaja.
Poner la foto de the order es un poco meter el dedo en la llaga pero con su reciente salida y polémica es normal que se mencione. Pensaba al principio que iba a ser sobre dicho juego pero tras leer el articulo entero veo que ha sido un buen analisis del mundillo. Felicidades al autor.

Dicho esto, al final, como siempre, los tontos somos los clientes, que el hype nos pierde y compramos impulsivamente. Todos lo hemos hecho, yo creo que a la mayoria nos la han metido alguna vez y tambien somos la mayoria los que volvemos a seguir arriesgandonos.

Lo importante es ser algo críticos y ayudar a los demas usuarios a tener una percepción real del producto y no autoconvencerse publicamente que nuestro gasto esta justificado provocando engaños a quien nos pueda estar leyendo
Que problema hay con the order?He visto un gameplay y me había dejado con bastante buen sabor de boca...
1, 2, 3, 4, 514