Razer se hace con Nextbit, el fabricante de teléfonos con almacenamiento en la nube

Alejo I
Las pulsiones de Razer por llegar más allá de los accesorios y equipos para juegos son evidentes. No hace mucho el fabricante estadounidense dio toda una sorpresa al anunciar la compra de THX por una cantidad de dinero no especificada, y ahora se ha hecho pública la adquisición del fabricante de teléfonos móviles Nextbit.

No muy conocida por el consumidor de a pie, Nextbit gozó de un breve periodo de popularidad el año pasado gracias al Robin, un teléfono parcialmente financiado mediante una exitosa campaña de Kickstarter y que se caracteriza por ofrecer 100 GB de almacenamiento en la nube fuertemente integrados con un sistema operativo basado en Android.

Imagen

Gracias a su conexión con la nube, el Robin presumía de poder subir y bajar automáticamente las aplicaciones a los servidores de la compañía para liberar espacio cuando fuera necesario, evitando así tener que comprar tarjetas de memoria o desinstalar nada. Una idea peculiar pero que no logró transformar en ventas el entusiasmo inicial despertado en Kickstarter.

Comunicada su compra, Nextbit ha cesado la venta del Robin y se limitará a ofrecer actualizaciones de software hasta febrero de 2018 mientras mantiene su servicio de garantías durante los próximos seis meses.

Se desconoce qué planes puede tener Razer para Nextbit, fundada inicialmente por varios veteranos de la división Android de Google. La posibilidad más obvia sería el lanzamiento de un teléfono especialmente diseñado para juegos que no utilizara de forma prominente la marca Razer, puesto que como se señala desde TechCrunch, esta situación podría devenir en problemas legales debido a su similitud con el nombre de la antigua gama de teléfonos Razr de Motorola, ahora propiedad de Lenovo.

Imagen

Imagen
Fuente: Nextbit
Sobre el autor » Alejo I

Cerca de dos décadas escribiendo sobre nuevas tecnologías y cultura popular. Si tiene luces o botones, posiblemente he hablado de ello. EOLiano Gran Reserva.

Más publicaciones de Alejo I »

Avatar de Alejo I