El canon en los CD-Rs, una bendición celestial

Alejo I
La amada por todos SGAE, ha colgado un interesante artículo que explica el por qué y las virtudes del canon que desean imponer sobre los CD-Rs.

Según Francisco Galindo, Secretario General de la Fundación Autor "el canon de copia privada no repercute directamente en los autores, sino que sufraga en buena media las actividades de promoción cultural y asistenciales que la SGAE realiza a través de la Fundación Autor y la Mutualidad de Autores." ¿Pero no se supone que SGAE existe precisamente ayudar a los autores? ¡Ah, claro! ahora resulta que el canon se usa para financiar las actividades de la SGAE y por si fuera poco se atreven a decirlo en público... tres hurras para el caballero. Pero no sólo eso, además, y según él "estamos hablando de cantidades no sólo muy modestas, sino con una finalidad que consideramos del todo loable". Dicho de otra forma, 5 millones de CDs vírgenes (suponiendo que sean de 74 minutos) multiplicados por 37 pesetas de canon (30 Ptas. por cada 60 minutos) = 185.000.000 pesetas. Modestísima cifra, si señor.

Hace poco, José Neri, presidente de SDAE (filial de la SGAE), defendía el canon alegando "Al linuxero, porque le cueste un disco 115 pesetas en lugar de 80, pues no le va a pasar nada". Ahora no sólo no pasa nada, tomando las palabras de Francisco Galindo, el canon es, "de justicia, con un buen fin, modesto y con una finalidad loable". ¿Quién da más por 35 pesetas?