Retro-bit presenta Super Retro Boy, una clónica compatible con los cartuchos de GB, GBC y GBA

David Rodriguez
El CES concluyó este fin de semana poniendo fin a una edición llena de peculiares productos difíciles de comercializar como el Acer Predator 21X, revisiones de discutible justificación como la nueva Nvidia Shield TV, llamativos proyectos como las dos tecnologías estrella presentadas por Razer y algunos otros que lo ofrecen todo a cambio de una inversión que les proporcione un atisbo de viabilidad.

En este contexto no parece tan extraño que uno de los productos que publicaciones de cierto nombre como PC Magazine o Destructoid hayan coincidido en nombrar "mejor equipamiento para juegos" o "mejor nueva tecnología" sea la Super Retro Boy, una consola clónica que recuerda al diseño de las primeras Game Boy y permite ejecutar juegos de aquélla y de sus dos inmediatas sucesoras.


Algunas de las decisiones de diseño para esta consola clónica llamarán sin duda la atención de los fans de la plataforma, destacando la sustitución de los botones L y R de la Gameboy Advance por dos pulsadores frontales adicionales, aunque aparentemente el producto mostrado en el CES es un prototipo y sus responsables estudian la posibilidad de devolverlos a su legítimo lugar en la versión definitiva.

Más curiosa todavía resulta la elección de una pantalla de proporción 5:4, a mitad de camino entre la relación de aspecto casi cuadrada de los modelos originales y color (con resolución de 160 x 144 píxeles) y la más panorámica 3:2 de Game Boy Advance (240 x 160). Sin entrar en la discusión de si la "pantalla HD" de la que presume la consola es la solución más apropiada para representar de forma fidedigna el limpio pixel-art de la biblioteca de Game Boy, las fotografías y capturas desde el CES nos muestran un F-Zero Advance recortado sin miramientos por el borde derecho que difícilmente se antoja una alternativa razonable.

Imagen

Super Retro Boy debería de estar disponible en verano en el mercado norteamericano (aunque probablemente llegará también a Europa) por un precio cercano a los 80 dólares. Sus creadores presumen de su batería recargable mediante micro USB de hasta 10 horas de duración y explican que esperan lanzarla en versiones blanca y negra acompañadas de un cartucho "10 en 1" con títulos no especificados. La Super Retro Boy no es el primer proyecto de este tipo de la compañía Retro-Bit, que vende ya clónicas y emuladores de otros sistemas (como la Generations, para la que esperan lanzar también una versión portátil en verano) y otros productos relacionados con las plataformas del pasado.

Puede que para los mínimamente puristas esta consola no constituya una opción real para disfrutar de los títulos de la extensiva biblioteca de las primeras portátiles de Nintendo, debiendo todavía decantarse por una de las muchas opciones oficiales e híbridas disponibles. Sin embargo, no todos los jugones estarán dispuestos a rastrear una de las codiciadas Game Boy Advance SP AGS-101 (el modelo retroiluminado) o a llevar a cabo modificaciones sobre sus otras portátiles, por lo que la opción de Retro-bit (entre los demás productos similares ya existentes) podría ser una opción para mantener vivos esos recuerdos.
Sobre el autor » David Rodriguez

Informático de vocación, micro-empresaurio, y sobre todo apasionado de la música, los videojuegos y la tecnología. Empecé con una Master System y el logo de SEGA aún emociona, pero mantengo fresca la nostalgia de todas las grandes.

Más publicaciones de David Rodriguez »

Avatar de David Rodriguez
Síguelo en